+34 91 214 01 21

El clavel es una planta herbácea que puede alcanzar hasta 80 cm de altura y presentarse en una gran variedad de colores. Sin embargo, la flor silvestre en sus orígenes era de un color púrpura rosado brillante y solo se manifestaba de esta forma, cuestión que fue cambiando con el tiempo. La diversidad de colores que encontramos hoy, como el rojo, blanco, amarillo y verde, fueron desarrollados por los cultivadores para ofrecer en el mercado una mayor variedad. La flor mide entre tres y cinco centímetros de diámetro y son una de las opciones predilectas para el armado de ramos de flores por lo que se trata de una especie bastante popular y elegida en general.

En cuanto a su perfil como planta y su información más relevante, veamos algunos datos importantes a continuación:

  • Origen: Aria y Europa
  • Nombre científico: dianthus
  • Nombre común: clavel
  • Familia: Caryophyllaceae
  • Tipo: de floración perenne
  • Riego: necesita suelo húmedo
  • Sol: pleno sol pero con sombra parcial
  • Nivel de toxicidad: es una flor toxica para perros, gatos y caballos.

Clavel y requerimientos del suelo

Flores con mariposas

Los claveles crecen mejor cuando provienen de esquejes de otras plantas cultivadas, por lo que si tenemos la posibilidad de conseguirlos de esta manera será una gran alternativa. Los esquejes se deben plantar en el jardín en el mes de Abril preferentemente ya que así los mismos florecerán en pleno verano y podremos obtener exactamente el resultado deseado. El suelo debe tener la capacidad de drenar bien pero mantener las raíces húmedas, por lo que este tipo de suelo será trascendental para el éxito en el cultivo de claveles. Las flores requieren luz solar completa durante un mínimo de seis horas al día para florecer por completo.

Estas plantas deben regarse regularmente, pero es importante evitar que el proceso resulte excesivo porque esto provocará que el follaje se vuelva de color amarillento y que eventualmente la planta termine por morir o echarse a perder. La calidad del suelo juega un papel importante en qué tan bien florecerá el clavel y, por lo tanto, la planta y la zona donde la hemos ubicado deben recibir tratamientos de fertilización regulares para asegurarnos de que recibe toda la nutrición que requiere para alimentarse. También es importante podar o eliminar elementos desprendidos de la planta para fomentar las flores buenas y saludables. 

Los claveles son susceptibles a enfermedades bacterianas, fúngicas y virales. También pueden verse afectados por los nematodos y otros parásitos. Para mantener las plantas en un estado saludable y fuerte los tratamientos básicos con insecticidas y fungicidas ayudarán a prevenir y tratar problemas que puedan llegar a aparecer en algun momento.

Clavel y sus tipos

Increible flor de color rosa

Hay más de 300 variedades de clavel, siendo todas estas de tipo perenne y con floración anual o bianual. Se cree que los claveles silvestres se originaron en el Mediterráneo, pero lo cierto es que ese hecho no ha podido confirmarse y aún está en debate debido al extenso cultivo de claveles en todas las culturas antiguas, lo que hace imposible identificar con claridad sus verdaderos orígenes. Estas flores fueron utilizadas por primera vez por los griegos y romanos en guirnaldas y otros arreglos similares. 

Cada color del clavel tiene un significado particular, por lo que son flores muy buscadas y elegidas para regalar en virtud de su simbolismo. Se dice que el rosa representa el amor de una madre; el rojo oscuro amor profundo; el blanco es para amor y buena suerte; las rayas son para arrepentimiento y rechazo, el verde es para las vacaciones del Día de San Patricio; el morado simboliza capricho; el amarillo es para desilusión y desánimo. Si bien tiene todos estos significados lo cierto es que en lo que respecta a esta planta la mayoría de las culturas actuales creen que la flor es representativa del amor de una madre y del afecto de una mujer.

Debido a esto, los claveles se ven con mayor frecuencia durante el Día de la Madre. Se usa un clavel rojo para honrar a una madre viva y un clavel blanco para honrar a una madre que falleció.

Rosa china

Esta planta perenne de clavel es muy popular. Se manifiesta con flores que a menudo son bicolores con un centro oscuro. Disfruta de pleno sol, pero prospera en temperaturas más frías, y en climas cálidos necesitará algo de protección a la sombra del sol de la tarde para evitar que la intensidad del mismo y las altas temperaturas la perjudiquen.

Dulce Guillermo

Esta perenne de corta duración es originaria del sur de Europa. Sus flores florecen en racimos en tallos erectos que pueden medir hasta 24 pulgadas de alto, con una duración de floración que va desde mayo a octubre. Si bien su floración es bastante corta, lo cierto es que este tipo de planta igualmente sigue siendo elegida en virtud de su increíble belleza.

Gratianopolitanus

Esta planta perenne se ha visto envuelta en una ola de crecimiento de popularidad desde que recibió el Premio al Mérito de Jardín de la Royal Horticultural Society. Las flores pequeñas tienen un fuerte aroma y son atractivas para las mariposas y los colibríes, por lo que además de decorar y de llenar de deliciosos perfumes nuestros espacios también llamarán a nuestro jardín a increíbles especímenes de estos animalitos. El follaje de esta variedad es similar a la hierba, y funciona bien como cobertura del suelo o para colocar en bordes o incluso alrededor de macetas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies