El aromático Jacinto

Nada como tener cerca un Jacinto que nos aromatice un poco la vida. Si te quedas con nosotros hablaremos largo y tendido sobre esta maravillosa y preciosa flor.

flor jacinto
Foto: Flores Frescas

No te vayas muy lejos porque esta semana vas a poder comprar Jacintos a un precio estupendo. Recuerda que  lo llevamos dónde tú nos digas para que sean una sorpresa para alguien o para que te des un pequeño homenaje.

¿Por qué son tan especiales estas flores?

Motivos no les faltan. Para empezar tienen unos colores preciosos: azules, rosas, rojos, amarillos…. A cual más ideal, alegre y llamativo. Vamos, que nos alegran con solo mirarlos.
Existe una variedad del Jacinto común que es más pequeña y delicada llamada Jacinto romano que tiene unos originales y vistosos pétalos azules y blancos.

Tampoco nos podemos olvidar de la silueta tan característica que se produce por su única y densa espiga de florecillas y que es la responsable de que el Jacinto tenga un aspecto tan ideal.
Y, por supuesto, ese aroma marcado tan especial y fascinante que acompaña al Jacinto flor y que impregnará la casa por completo.

Foto: Flores Frescas

Si os resulta un olor demasiado fuerte, no dejéis de disfrutar de estas flores por favor. Tan sólo tenéis que separar los tallos en varios jarrones y distribuirlos por el salón, la cocina o el baño y suavizareis considerablemente el exceso de aroma. 

Información general

Su nombre científico es o latino es  Hyacinthus spp y comúnmente es conocido como Jacinto. Pertenece a la familia de Liliáceas y se trata de un género de plantas perennes y bulbosas.
El Jacinto común u holandés y la especie de jardín H. orientalis fueron, durante el siglo XVIII muy populares lo que llevó a que en los Países Bajos se llegaron a cultivar más de dos

Los cuidados del Jacinto como flor cortada

1-      Dado que los tallos de los Jacintos son bastante gruesos ocupan más espacio que la mayoría de las flores. Por eso es imprescindible que utilicemos un jarrón más ancho. También hay que tener presente que no son flores altas por lo que el jarrón tampoco debe serlo.

2-      También debemos tener en cuenta que, a diferencia de lo que sucede con la mayoría de las flores, el Jacinto no necesita que le cortemos el tallo  antes de ponerlo en el jarrón con agua.

3-      Es importante vigilar que el jarrón siempre tenga agua.

4-      Los Jacintos deben estar situados en un lugar que sea más bien fresco.

5-      No debemos situar estas flores cerca de fuentes directas de calor como la calefacción, estufas o aires calientes.

Ya os aviso que, aunque tengamos bien presentes estos sencillos cuidados, los Jacintos no son muy duraderos. Lo normal es que no duren más de una semana o, incluso, algo menos.

Pero, por favor, que esto no os desanime a tener Jacintos porque aunque su compañía sea breve, será muy pero que muy grata e inolvidable.

flor jacinto
Foto: Pinterest

 La simbología de los Jacintos

 Y, por supuesto, los preciosos Jacintos, también tienen su propio significado en el lenguaje de las flores.

La constancia, el cariño y la alegría del corazón son los mensajes que nos transmite el Jacinto.

El significado de regalar Jacintos

 Si regalas Jacintos estarás transmitiendo a la persona a quien se los ofreces tu agradecimiento y tu  fidelidad.

 Requisitos para plantar unos Jacintos

Empezaremos por ver cuáles son los puntos fundamentales que debemos tener en cuenta a la hora de cultivar un Jacinto planta  para conseguir que se desarrolle bien saludable y bonita:

  • El Suelo: Es importante que elijamos un suelo que vaya a favorecer el correcto drenaje del agua. De esta manera evitaremos que el agua se encharque y se puedan llegar a pudrir las raíces del
  • La Luz: la forma en la que el Jacinto reciba la luz no es demasiado importante, a diferencia de lo que sucede en otras plantaciones. No obstante, es conveniente que lo situemos en un lugar en el cual vaya a recibir los rayos del sol de manera indirecta.
  • El Abono: Para que estas flores nos puedan ofrecer y deleitar con su mayor belleza y colorido tendremos que disponer de unos fertilizantes naturales para nutrirlos de vitaminas convenientemente. Para ello bastará con comprar unas cuantas bolsas de abono y combinarlas con la tierra del suelo en donde vayamos a plantar los bulbos de los Jacintos.

    flor jacinto
    Foto: Quercus jardines

Manos a la obra

Una vez que ya hemos establecido las premisas necesarias para una correcta y fructífera plantación, vamos a ver los pasos que debemos seguir:

  • Es importante que, cuando estemos comprando el bulbo Jacinto, seleccionemos aquel que veamos que tiene un aspecto más saludable. El aspecto exterior que tengan los bulbos nos va a indicar que tal están de vitaminas por dentro. Debemos tener presente que si escogemos unos bulbos que no estén en óptimas condiciones nos estamos arriesgando a que luego no tengamos unas flores tan bonitas.
  • Una vez que hayamos comprado los bulbos, tenemos que remover muy bien el terreno en donde los vayamos a sembrar.
  • Debemos cavar unos agujeros, de no más de 8 centímetros de profundidad, en línea recta y manteniendo entre ellos una distancia de unos 35 centímetros.
  • Hay que regar bien la zona antes de plantar. Luego taparemos los agujeros con una mezcla de tierra y abono, que habremos preparado con anterioridad. Por último debemos compactar con cuidado el terreno con las palmas de las manos.

 Los cuidados necesarios

Una vez que ya hemos plantado nuestros Jacintos, es necesario que les suministremos unos cuidados para favorecer su crecimiento y su posterior floración.

Estos son los Jacintos cuidados:

  • El riego: Para que un Jacinto tenga una abundante floración no necesita que lo reguemos a diario, a diferencias de lo que sucede con otras flores. Tres riegos a la semana serán suficientes para que nuestras plantas estén lo suficientemente hidratadas. Mucho cuidado porque si nos pasamos regando nos exponemos a que las raíces se puedan pudrir.
  • La fertilización: lo ideal es utilizar los fertilizantes líquidos y aplicarlos justo después de haberlas regado las plantas. Será suficiente que agreguemos un poco cada diez días durante los cuatro primeros meses de vida. A cambio de este pequeño esfuerzo por nuestra parte, presenciaremos encantados el abundante florecimiento.
  • La poda: Es importante que podemos las plantas una vez que haya terminado su proceso de floración. Con ello estaremos estimulando que se produzca lo que se llama otra camada de flores. En cambio, si no lo hacemos, es posible que al año siguiente no tengamos flores. La forma de podar es cortar los tallos por donde brotan las flores y quitar el exceso de hojas que afeen el aspecto de las plantas.

    flor jacinto
    Foto: Flores Frescas

 Si plantamos en maceta

Si optamos por plantar un Jacinto en maceta, debemos situarlo en una zona donde reciba la luz del sol al menos cinco horas diarias. Por lo tanto, lo ideal es que esté cerca de una ventana.

También debemos renovar el sustrato cada seis meses.

Algunas plagas y enfermedades más frecuentes

Si el  Jacinto recibe más agua de la necesaria es posible que se vea atacado por algunos hongos. Es muy fácil identificarlos porque veremos unos puntos blancos pequeños que empezarán a brotar del tallo.

flor jacinto
Foto: Pinterest

Debemos actuar lo antes posible para evitar que se extiendan a las hojas y a las flores ya que,  una vez que lleguen allí, nos será muy difícil eliminarlos. Rociaremos la zona afectada con un fungicida durante por la mañana y antes de anochecer. Lo más seguro es que en dos semanas no quede ni rastro de los hongos.

 ¿Cómo extraer los hijuelos de los Jacintos?

Los hijuelos, también llamados retoños, son las pequeñas plantitas que nacen en la base de los tallos de muchas plantas. Cuentan con su propio sistema radicular que hay que dejar crecer un poco antes de separarlo del de la planta madre para que pueda llegar a enraizar mejor cuando la trasplantemos a una maceta o la plantemos en el suelo.

Con ellos conseguiremos una planta nueva e idéntica a la original que tenemos.

Así se separan los hijuelos:

  • Hay que separarlos de la planta madre en primavera o en verano con la ayuda de un cuchillo. En el caso de las plantas suculentas se puede hacer con la mano sin ningún problema.
  • Si las plantas están en macetas, lo ideal es que las saquemos y separemos los hijuelos con cuidado, quitando todo el sustrato posible. Así es más probable que luego logremos que las plantas nuevas salgan adelante.

En el caso que nos ocupa del Jacinto, si queremos extraer un hijuelo debemos esperar a que pasen ocho meses desde que lo hayamos plantado. Pero si no queremos esperar este tiempo, podemos quitar el hijuelo y dejarlo en un recipiente con agua hasta que empiecen a asomar las raíces. Una vez que esto haya sucedido, ya se puede plantar.

El Jacinto de agua

flor jacinto
Foto: Framepool

Vamos a dedicar unas líneas al Jacinto de agua que, aunque no pertenece a la misma familia, es muy curioso.

Su nombre científico es Eichhornia crassipes y comúnmente es conocido, además, como camalote, flor de bora, tarope, tarulla o aguapey. Pertenece a la familia Pontederiaceae.

Es originario de América del sur

Es una planta acuática muy popular en los estanques que en la actualidad está considerada como planta invasora.

El Jacinto de agua se caracteriza por tener  unas raíces negras muy largas, por no tener apenas tallo y por formar una especie de rizoma del que salen unas pequeñas bombas de agua que forman como un rosetón que se infla contribuyendo así a que permanezca flotando.

Es durante los meses de verano cuando mostrará sus espigas de color morado que nos recuerda al Jacinto del que hoy venimos hablando. Este es el motivo de su nombre.

Las condiciones que necesita el Jacinto de agua son:

–          Estar situado a pleno sol o en sombra parcial.

–          Contar con mucha iluminación.

–          En invierno le gusta estar protegido de las posibles heladas.

–          La temperatura ideal es aquella que se encuentra entre los 20 y los 30ªC.

–          Las aguas en las que se ubica deben estar estancadas o con muy poca corriente.

 El Jacinto de agua,  una planta invasora y prohibida

Como ya hemos dicho, el Jacinto de agua es una planta invasora  que, además, tiene la facultad de reproducirse muy rápidamente a través de unos espolones que salen de la planta madre.

flor jacinto
Foto: Lemonde.fr

Por este motivo, en España, desde el año 2011, están prohibidos su posesión, su introducción en el medio natural, su transporte, su tráfico y también su comercio.

Realmente el Jacinto de agua es una plaga en diferentes regiones de todo el planeta.

Si nos centramos en España, vemos que, por su gran poder colonizar y por ser una clara y grave amenaza para las especies autóctonas, esta planta ha sido incluida en el Catálogo Español de Especies exóticas invasoras que fue aprobado por un Real Decreto en el año 2013.

La excepción en algunos países

A pesar de lo anterior, hay en algunos países que, debido a sus características depuradoras y facilidad de proliferación, el Jacinto de agua  ha sido aprovechado para su uso como fitorremediador.

Esto significa que la planta obtiene del agua todos los nutrientes que necesita. Entre ellos están el nitrógeno y el fósforo, los iones de potasio, calcio, magnesio, amonio, hierro, cloro, etc.

También posee un sistema de raíces, que pueden tener algunos microorganismos asociados a ellas, que permite favorecer la acción depuradora de la planta y retener en sus tejidos una gran variedad de metales pesados, dañinos para la salud, como pueden ser el mercurio, el cadmio o el arsénico. Estos metales pesados son absorbidos por las raíces de las plantas.

flor jacinto
Foto: Wikipedia

Otros usos del Jacinto de agua

Por ejemplo los guaraníes han usado la planta del Jacinto de agua, a la que llaman aguape, para combatir la fiebre, el dolor de cabeza y también las diarreas.

En el terreno de la salud se ha encontrado que es útil para combatir algunas contusiones así como la diabetes.

También se utiliza para fabricar papel, algunas fibras textiles y compost.

Bueno, poco me queda ya por contaros del Jacinto. Espero que no dejéis pasar la ocasión de tener cerca esta bellísima flor:)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *