El Ornithogalum

Que maravillosa flor es el Ornithogalum. Su delicada belleza y su porte elegantísimo la hacen estar entre las variedades florales más exquisitas. ¿Hablamos de ella?

Ornithogalum
Foto: Flores Frescas

Esta semana, podéis comprar Ornithogalum Arabicum a un precio espectacular, no os quedéis sin él.

Algo de información general

El nombre de éste género proviene del término griego “ornithos”, que significa pájaro y de “gala”, que significa leche. Por lo tanto, Ornithogalum hace referencia a la leche de pájaro.

El género comprende más de 100 especies de plantas perennes herbáceas y también plantas bulbosas.

¿Dónde podemos encontrar Ornithogalums?

Estas plantas se extienden por el sur de Europa, el norte de África y el suroeste de Asia. También han sido introducidas en Madeira, Canarias y en Norteamérica.

Ornithogalum
Foto: Pinterest

La presencia del Ornithogalum en España

En España, podemos encontrar estas plantas dispersas fundamentalmente en las zonas litorales de la Península y también de las islas Baleares, con algunas localidades aisladas en el interior.

Es de destacar el hecho de que las plantas que se encuentran en la Península, muy a menudo resultan ser  estériles o tienen  pocas semillas, y se propagan  vegetativamente por pequeños bulbos. Igualmente, se observa que, generalmente, crecen en las zonas que tienen una clara  influencia humana como, por ejemplo, los bordes de los caminos y los cultivos.

Los nombres vulgares del Ornithogalum

A esta flor se la conoce vulgarmente con otros nombres como: Ornitogalo, Leche de pájaro, Leche de gallina, Estrella de Belén, Espigas de leche, o Cebollón blanco.

Otro de los  nombres comunes que recibe el Ornithogalum  es Chincherinchees. Se trata de una palabra de origen africano que quiere decir sonido. Probablemente hace referencia a las propiedades ruidosas que tienen las semillas de la flor en sus vainas una vez que se han secado.

Las principales especies

Las principales especies de este género son:

–          Ornithogalum Umbellatum

–          Ornithogalum Dubium

–          Ornithogalum Arabicum

–          Ornithogalum Nutans

–          Ornithogalum Thyrsoides

–          Ornithogalum Caudatum.

La especie que os ofrecemos esta semana en nuestra floristería es el Ornithogalum Arabicum, en el que destaca un centro de color negro.

 Una descripción rápida

Estamos ante una planta de bulbo que pertenece  a la familia de las liliáceas,  Liliaceae.

El Ornitogalo tiene una hojas que son lineares, estriadas y carnosas.

Ornithogalum
Foto: Pinterest

Sus pequeñas flores están dispuestas, al final del tallo,  en forma de  racimos. Presentan  6 pétalos que pueden ser de color blanco, de color verdoso o de color naranja, en función de cuál sea la especie.

El uso de los Ornithogalum

Estas flores se utilizan fundamentalmente  en jardinería para rocallas, arriates, para el cultivo en maceta y, por supuesto, también como flores cortadas. Ésta última es muy duradera, aguantando mucho tiempo bonitas cuando las tenemos en un jarrón.

Ya os adelanto que con estas flores se elaboran unos maravillosos arreglos florales, con muchísima personalidad y unos ramos de novia de quitar el hipo!!

Foto: Pinterest

El cultivo

Como en otras ocasiones, vamos a ver los pasos que debemos seguir si queremos plantar nosotros mismos estas preciosas flores. Ánimo porque el Ornithogalum es una planta bastante fácil de cultivar.

1-      La exposición al sol: las plantas requieren tener una exposición a pleno sol. Además, debemos tener en cuenta que  no les gusta nada de nada el frío y, muchísimo menos, las heladas. Lo ideal es que reciban el solo de la tarde.

2-      El suelo: necesitaremos un suelo normal de jardín, al que es conveniente añadir  1/4 de arena y otro 1/4 de turba.

3-      La distancia que debemos mantener entra cada uno de los bulbos que plantemos es, más o menos, de unos 8 a 12 centímetros.

4-      La profundidad a la que debemos enterrarlos los bulbos es de unos 5 a 10 centímetros.

5-      Los riegos: es importante que los riegos sean más bien moderados. Por ejemplo,  un vaso de agua por cada planta,  dos veces a la semana será más que suficiente para que nuestras plantas estén bien hidratadas. De hecho, serán perfectamente capaces de aguantar una cierta sequía. El exceso de riego puede conducir a que los bulbos se pudran.

6-      El abono: podemos abonar la tierra, más o menos, cada 15 días utilizando para ello un extracto de algas. Comenzaremos a hacerlo incluso una semana antes de que vayamos a plantar los bulbos y hasta un mes después de la floración

7-      Las plagas; no es frecuente que las plantas de Ornithogalum se vean afectadas por plagas.

Ornithogalum
Foto: Asa

La multiplicación

Se pueden multiplicar de manera sencilla mediante la división de los bulbos, durante la primavera. Haya que recordar que, cuando llegue el otoño, tenemos que desenterrar los bulbos y guardarlos en un lugar que sea seco y también fresco.

El período de la floración

El momento de la floración de nuestras plantas de Ornithogalum se sitúa entre los meses de  Junio a Octubre.

 Dos grupos en función de su resistencia al invierno

No todos los bulbos de  Ornithogalum van a ser capaces de resistir el frio del invierno. Entre aquellos que si lo hacen están los denominados Arabicum y Thyrsoides.

La flor cortada

Dado que, esta semana, vais a poder disfrutar de un precioso ramo de Ornithogalum, aquí os dejo unos sencillísimos, pero imprescindibles, consejos para que las flores os duren bonitas el mayor tiempo posible:

  • Lo antes posible, es necesario que quitemos el film que rodea a las flores.
  • En el caso de que veamos que, en el extremo inferior de los tallos, hay una pequeña bolsa que contiene un gel, debemos quitarla y desecharla. Este gel en ningún caso es un sustituto del agua que necesitan las flores. Tan sólo lo ponemos para que viajen lo suficientemente hidratadas hasta que llegan a su destino.
  • Hay que cortar un poco, y en forma diagonal, todos los tallos de las flores para facilitar que beban adecuadamente.
  • Escoger un jarrón que tenga un tamaño proporcional al del ramo. Lavarlo bien con agua y jabón, antes de utilizarlo, para eliminar posibles restos de polvo o suciedad.
  • Poner agua fresca del grifo, que no esté demasiado fría. Debemos tener presente que no se deben quedar sumergidas las hojas verdes de los tallos para evitar que se puedan pudrir y estopen el agua de nuestras flores.
  • Vaciar el contenido del sobre de nutrientes que acompaña al ramo de
  • Más o menos cada dos días hay que cambiar el agua del jarrón, aclararlo bien y cortar de nuevo los tallos.
  • No debemos situar las flores cerca de las fuentes directas de calor como, por ejemplo, la calefacción o las estufas.
  • Las corrientes de aire y el aire frio también las perjudican
  • El lugar ideal para colocar las flores es uno que sea fresco y luminoso.
Ornithogalum
Foto: Flores Frescas

Con estos cuidados este precioso ramo de Ornithogalum os va a dura precioso un montón de días;)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *