Flores y perfumes

Esencias florales son, sin ninguna duda, unas de las más apreciadas en la perfumería. Hoy, nos vamos a adentrar en este fascinante mundo. ¿Te quedas un rato con nosotros?

esencias florales
Foto: Dreamstime

Las flores frescas nos ofrecen su belleza, su colorido y, además, no hay que olvidar que son portadoras de delicados y agradables aromas que son, sin duda, un valor añadido muy importante.

Hoy, nos vamos a adentrar en el papel que juegan las flores en la elaboración de perfumes y, para empezar, vamos a aprender unas cuantas cosas sobre ellos.

El origen y la evolución del perfume

  • Los primeros hombres:

Tenemos que remontarnos casi a la aparición del ser humano para situar los primeros perfumes.

Cuando hacían fuego, quemaban hierbas y madera y utilizaban los olores más agradables cuando realizaban sus ceremonias y los ritos en los que rendían homenaje a sus Dioses a través del humo o “per fumum”, término del que deriva la palabra actual.

  • La civilización egipcia

No es hasta la civilización egipcia cuando se comienza a fabricar perfumes para uso humano con la intención de que tengan valores cosméticos, tal y como sucede hoy en día. De ella surgieron los primeros perfumistas artesanos que consiguieron extraer aromas naturales.

Los egipcios utilizaban los aceites y las esencias balsámicas y las resinas diluidas en vino y otros alcoholes tanto en medicina como en ritos funerarios pero, como algo novedoso, también para elaborar perfumes. La mirra, el incienso y el cedro eran algunas de las plantas más utilizadas.

esencias florales
Foto: Pinterest
  • Los griegos

Con posterioridad a los egipcios, llevaron a sus gimnasios la costumbre de utilizar en ellos perfumes y aceites.

Pensaban que el perfume era un don de Venus y utilizaban diferentes aromas para cada parte del cuerpo. Por ejemplo, para untar sus brazos utilizaban la menta, la mejorana se la extendían por el pelo, el aceite de palma lo utilizaban por el pecho y el aceite de orégano para las piernas y los pies.

  • Los romanos

Con los romanos el consumo de los perfumes se populariza y extiende a todas las clases sociales. Elaboran preparados de aceite para untarse el cuerpo o para perfumar las telas y el ambiente.

  • La alquimia llega de la mano del Islam

Los perfumes cayeron en desuso durante los primeros años del cristianismo, y hubo que esperar  a la llegada del Islam para que volvieran  a cobrar un fuerte protagonismo, gracias a la alquimia.

Con ella,  se consiguen las claves para la elaboración de los perfumes gracias al descubrimiento del alcohol que, junto a los aceites y a las resinas olorosas, alcanza su máxima calidad aromática.

Con la llegada de los árabes a España la perfumería se extendió al resto de Europa.

esencias florales
Foto: sitiofloral
  • El Renacimiento

Los avances en la química permiten  que, en el Renacimiento, se perfeccionen  las técnicas para extraer el perfume por medio de la  destilación, la prensa de pétalos y la maceración.

A través de la destilación se procedía a separar las partes volátiles y menos volátiles de las plantas y se obtenían diferentes calidades de productos.

¿Qué es un perfume?                

El perfume es  una mezcla que contiene sustancias aromáticas, que pueden ser aceites esenciales naturales o esencias sintéticas, un disolvente, que puede ser sólido o líquido (alcohol en muchos casos) y un fijador que se usa  para proporcionar un aroma más  agradable y duradero sobre el cuerpo humano.

esencias florales
Foto: Commons Wikimedia

Los aceites esenciales son unas sustancias orgánicas líquidas, pero que algunas veces pueden ser sólidas, de olor y sabor acres, irritantes e incluso cáusticas. Se pueden destilar sin descomposición, no son miscibles en el agua pero son solubles en alcohol y en el éter. Disuelven los cuerpos grasos, la cera y las resinas.

La mayor parte de las esencias ya existen totalmente  formadas en la planta o vegetal. Sin embargo, hay otras veces que no es así sino que se forman a partir de la acción del agua sobre determinadas partes del vegetal.

Las flores para perfumes más utilizadas

Las flores, con su riqueza aromática, han sido utilizadas desde hace miles de años para elaborar perfumes florales.

De todas ellas, la que ha estado presente de forma permanente es la Rosa. En concreto, las variedades más utilizadas son rosa damascena y la rosa centifolia son las más utilizadas para elaborar un perfume de rosas.

También ha sido muy utilizada en perfumería la Violeta, por su delicado aroma.

El geranio es otra de las flores que juega un papel importante en la elaboración de perfumes, Concretamente el de color rosa se utiliza para hacer perfumes masculinos.

esencias florales
Foto: dama mg

En la actualidad muchos  perfumes también se elaboran a partir de las yemas, los botones y los pétalos de las flores como, por ejemplo, los del naranjo, el jacinto, el gladiolo, el iris, el clavel, etc

Para conseguir  un litro de aceite esencial  son necesarios unos 200 kilos de flores frescas. Si se utilizan pétalos, son necesarias entre 4 y 5 toneladas.

Para elaborar un perfume, no solo es importante la cantidad de flores que se utilicen, sino también la calidad de las mismas. Además, el clima, la humedad, el terreno y la cosecha que se hayan dado también influirán en el resultado final obtenido.

Dime a qué hueles y te diré cómo eres

No cabe duda de que el aroma que elegimos para perfumarnos dice mucho de nosotros, de nuestra personalidad.

Además, si somos capaces de utilizar adecuadamente los perfumes así como las sensaciones que despiertan en los demás, pueden llegar a ser un “gancho” para favorecer algunas relaciones.

esencias florales
Foto: Modalia

Vamos a dar unas breves pinceladas de las personalidades más características que se pueden encontrar en una sociedad y los aromas que más las identifican.

  • Las personas más bien extrovertidas pueden resaltar su lado más divertido, desenfadado y decidido con un aroma floral y fresco. También la lavanda y los cítricos les van como anillo al dedo.
  • Aquellas personas que son algo más introvertidas, se verán más cómodas con una fragancia oriental.
  • Las más elegantes se identifican con los aromas florales.
  • Las personas alegres, acentúan su espontaneidad y su simpatía con los aromas frutales y florales.
  • Para las almas románticas, nada como cautivar a las personas que te rodean con aromas dulces.
  • Aquellas personas que, con independencia de su edad, se sientan maduras y equilibradas, transmitirán a los demás mucha paz con aromas frescos y naturales.   

    esencias florales
    Foto: totum revolutum    

¿Cómo hacer un buen uso del perfume?

¿Quién no ha sentido alguna vez un profundo rechazo cuando alguien ha dejado a nuestro lado una estela cargante y excesiva de perfume?

Para hacer un uso adecuado de los aromas y que no se conviertan en unos “espantadores” de gente, vamos a ver algunos consejos que debemos tener en cuenta:

  • La discreción es una máxima a la hora de rociarnos un perfume. Por muy agradable que sea y por mucho que nos guste, jamás debemos abusar de él para no caer en el efecto adverso. Es ciento de veces mejor que dejemos un rastro suave o, incluso, que solo se note nuestro aroma en la cercanía a que nuestro exceso de olor consiga que la gente se quiera apartar.
  • Es fundamental que elijamos el aroma que nos haga sentir cómodos, aunque no sea el preferido de los demás.
  • Conviene que probemos diferentes esencias hasta que demos con la que mejor se adapta a nosotros. Hay que tener en cuenta que hay una enorme variedad de aromas de los cuales unos huelen a madera o a bosque, otros que son más afrutados o dulces, o aquellos más florales o cítricos. Por lo tanto, tenemos mucho para oler antes de decidirnos por una esencia en concreto.
  • Es importante que, sea cuál sea, la esencia que escojamos finalmente sea siempre de calidad. Así, además de proteger nuestra piel, supondrá que el olor va a ser mucho más natural.
  • Si queremos dar un cambio radical a nuestra personalidad, no dudemos en cambiar también de perfume.

El zodíaco y los perfumes

De la misma manera que hemos visto en muchas ocasiones que a cada signo del zodiaco le corresponde una flor, con los perfumes sucede lo mismo.

esencias florales
Foto: Horóscopos del día

Sin duda, hay una fragancia para cada personalidad y, a continuación, vamos a ver cuál es nuestra esencia ideal dependiendo de cuál sea nuestro signo del zodíaco.

  • A las personas nacidas bajo el signo de Aries les suelen gustar las esencias florales de lavanda y de albahaca.
  • Los Tauro se identifican con la esencia de rosas
  • A los Géminis les gustan las colonias secas y con los aromas algo agresivos y agrios.
  • Para los Cáncer resulta ideal la esencia de lilas y de sándalo.
  • A los Leo no les gustan demasiado los aromas afrutados, sino que prefieren la esencia de Jazmín.
  • La personalidad de líder propia de los Leo se puede potenciar con perfumes secos y fuertes. También les convertirán en irresistibles seductores. La esencia de Jacinto, de Lavanda y de Rosas son las más adecuadas para ellos.
  • A las personas que son Libra les convienen las colonias secas y fuertes. Les darán mucha personalidad.
  • Para los Escorpio son ideales las colonias secas y suaves. Sus esencias florales preferidas son las de Rosas y su perfume de jazmín.
  • A los Sagitario les gustan las esencias de canela, de fresno y de lavanda.
  • A los Capricornio les agradan las colonias corporales más bien secas y fuertes. Las esencias ideales son las de rosa, narciso y violeta. Sus perfumes, los de de jacinto.

Foto: aromayenergía

  • Las colonias y los geles de ducha de los Acuario deben ser de fragancias fuertes. Las esencias florales de Rosas les van muy bien, al igual que las fragancias de Lilas.
  • Por último, a los Piscis les gustan especialmente los aromas de Jazmín, Sándalo y de Rosas. Las colonias de baño deben ser más bien fuertes.

Elige tus esencias florales

Veamos algunos ejemplos de cómo elegir el aroma más adecuado según sea nuestro carácter:

  • Si somos extrovertidos, espontáneos, divertidos, dinámicos y decididos, nos irán a las mil maravillas las esencias florales, los aromas frescos, la Lavanda y los cítricos. También el aroma a sandía es adecuado.
  • Si, por el contrario, somos más introvertidos, estaremos encantados y nos sentiremos muy a gusto con fragancias unas orientales.
  • Para los más románticos, los aromas florales y dulces son los más apropiados.
  • Si tenemos un espíritu viajero y nos gusta el riesgo, nos gustarán las fragancias con olor a madera o bosque. La esencia eucalipto o roble dulce también nos encantará.
  • Si nos sentimos muy seguros de nosotros mismos, somos independientes y nos gusta el refinamiento, nos sentiremos muy identificados con los aromas florales.
  • Si somos discretos, los aromas más adecuados son los marinos y frescos.

Las sensaciones y los efectos olfativos de las diferentes esencias

Nos puede ayudar a escoger nuestra esencia el hecho de conocer las sensaciones que produce.

  • La esencia cítrica: Es un aroma muy fresco que resulta ideal para las personas activas y de mente despierta.
  • La de Azahar: es un aroma floral dulce, a la vez que fresco y resulta ideal para crear un ambiente atractivo y con algo de misterio.
  • La esencia de Lavanda: Gracias a su aroma floral dulce, nos invita a la reflexión y a un estado de tranquilidad.

    esencias florales
    Foto: aengaeng
  • La de Rosa: Por su aroma romántico e inspirador, penetrante y dulce es ideal para las personas soñadoras, detallistas, y que admiran la caballerosidad o la feminidad.
  • La de Vainilla: es apropiada para las personas que cuidan su presencia y aman la elegancia.
  • Los aromas a madera: Son muy cálidos y varoniles dando sensación de fuerza y de seguridad.
  • La esencia de Canela: resulta afrodisíaco, fuerte y picante, por lo que hay que usarlo con moderación.
  • La esencia de Sándalo: es ideal para favorecer un estado de meditación. Tiene olor a bosque y tiene propiedades afrodisíacas.
  • La esencia de Clavel tiene un aroma fresco, juvenil y atractivo.

    esencias florales
    Foto: pinterest
  • El aroma dulce y muy fresco del Geranio nos ayuda a elevar el espíritu y nos invita a la relajación. También tiene propiedades afrodisíacas.

Las notas de un perfume

A la hora de aplicarnos un perfume, hay que tener en cuenta que no huele igual en el momento de hacerlo, que cuando han pasado unas horas.

Seguramente esto es algo que todos hemos notado en más de una ocasión, pero ¿sabemos por qué sucede esto?

esencias florales
Foto: el olfatista

El motivo es que un perfume pasa por diferentes etapas.

Se suelen distinguir 3 fases en el desarrollo del olor de un perfume y esto se representa gráficamente utilizando la forma de una pirámide. En la cima de la misma se encuentran las llamadas notas de salida o de cabeza, en el centro están las notas de cuerpo o corazón y en la base, las notas de base o fondo.

Vamos a ver qué significa cada una:

  • La primera fase corresponde al olor del perfume que percibimos justo después de aplicarlo sobre nuestra piel. Es decir, la primera impresión que nos produce el perfume. También es la fragancia que se evapora más rápido.

    esencias florales
    Foto: Abundancia, amor y plenitud

La segunda fase es el olor del perfume a las pocas horas de llevarlo puesto. Aparece cuando se ha evaporado la nota de salida o de cabeza y contiene las fragancias más importantes del perfume. Su duración es de unas cuatro horas, aproximadamente. Es, lo que podríamos llamar el corazón del perfume.

  • La tercera fase son las notas del perfume al final del día. Es la que fija el perfume y la que más se impregna ya que puede llegar a durar horas pero también días.

Me despido ya, esperando que, a partir de hoy, elegir vuestra fragancia o vuestras esencias florales sea una tarea más fácil:)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *