La bella Dama de noche

Podríamos decir que la Dama de noche es una planta que “adora” la noche. En ese momento es cuando hace alarde de uno de los aromas más deliciosos del verano.

dama de noche
Foto: pinterest

Estoy segura que todos tenemos el recuerdo de una intensa fragancia que invade las noches del final de la primavera y del verano cuando las flores de la Dama de noche se abren.

Este arbusto se convierte así en un ejemplar ideal para diseñar jardines que nos deleitarán con un increíble aroma.

Un poco de información general

La Dama de noche pertenece a la familia de las solanáceas.

Como curiosidad deciros que comparte la familia con el tomate y con la patata.

La Dama de Noche es un arbusto ramificado, al cual se le conoce también con los nombres de Zorrillo, Galán de noche, Cestro o Cestrum Nocturnum.
Su tamaño oscila entre el metro y medio y los cuatro metros.

Tiene un origen un tanto disputado: algunos mantienen que proviene de las regiones tropicales de América, donde conviven doscientas clases de su misma especie, las solanáceas y otros, posiblemente cautivados  por su olor embriagador, opinan que su hábitat se encuentra en las zonas de India occidental y Malasia.

Este arbusto  no es resistente a las temperaturas muy bajas.

Una especie diferente

El arbusto de la Dama de noche en sí mismo no es especialmente bonito, sino que más bien tiene un aspecto algo caótico y desordenado. No obstante, sus pequeñas flores, de color blanco, se caracterizan por el aroma  tan increíble que desprenden.

Esta fragancia es, sin lugar a dudas, su gran valor añadido y lo que hace de la Dama de noche sea tan especial.

dama de noche
Foto: pinterest

El cultivo y los cuidados de una planta Dama de noche

Los que tengáis un jardín y aún no tengáis plantada una Dama de noche, os animo a que hagáis un sitio en él para este ejemplar.

Esta planta no va a requerir de unos cuidados excesivos pero, no obstante, si queremos que nos obsequie con sus fragantes flores y conseguir que sus hojas crezcan llenas de vigor, conviene seguir unos sencillos consejos, que veremos a continuación. Segurísimo que nos lo agradecerá.

  • Lo primero que hay que hacer es elegir un lugar adecuado para plantar este arbusto.

Si lo vais a plantar en lugares donde se producen heladas o se alcanzan temperaturas por debajo de los 2ºC bajo cero, tenéis que situarlo debajo de un techo para que esté protegido ya que el Galán de noche no soporta nada bien las bajas temperaturas.

  • Si situamos el arbusto en un lugar techado hay que asegurarse de que reciba la luz solar suficiente.
  • También debéis tener en cuenta que si durante los meses de primavera y los de verano los arbustos de Dama de noche no reciben luz natural, va a resultar más difícil que florezca y que podáis disfrutar de su encantador aroma.
  • Hay que tener especial cuidado en alternar este arbusto en zonas de abundante sol y sombra. Una larga exposición al sol podría quemarlo mientras que una permanencia excesiva en la sombra puede restar vigor al crecimiento de sus tallos.
    dama de noche
    Foto: pinterest

    Se adapta bien a la mayoría de los suelos por lo que no es necesario que os preocupéis demasiado por el sustrato. No obstante, agradece algo estar en un suelo con un pH ligeramente ácido.

  • Si es importante que suministremos a la tierra un buen drenaje para evitar que se acumule al agua de la lluvia o de los riegos.
  • El riego que necesita este arbusto no supera las dos veces en semana durante los meses de invierno. Tendréis que aumentar la periodicidad a cada dos días durante el verano para proporcionarle más agua.

Es importante no encharcar nunca la planta para evitar que se pudran las raíces.

Un exceso de riego podría atenuar el brillo de las hojas.

  • Conviene que vayáis retirando las hojas y las flores mustias con el fin de  fortalecer al resto.
  • Cuando la Dama de noche haya florecido, lo que sucederá a principios del verano, hay que podarla para que no crezca demasiado.
  • Al ser una planta de una sola estación, es conveniente que en su cuidado añadáis un extra de nutrientes, tanto para la tierra como para la floración. Lo más aconsejable es el abono líquido que sea rico en hierro. Los abonos tradicionales pueden retrasar su efecto mientras que los acuosos tienen una actuación más rápida. De esta manera ayudaremos al Galán de noche a crecer sano y fuerte, especialmente cuando está floreciendo.

    dama de noche
    Foto: pinterest
  • A mediados o finales del mes de Mayo, cuando generalmente aparecen las primeras flores, conviene que podéis de forma generosa al arbusto del Galán de noche para asegurar su esplendor hasta el final del verano.

¿Cuándo florece la Dama de noche?

Este arbusto tan solo florece en los meses de verano y a finales de la primavera, pero conserva la mayoría de sus hojas durante todo el año, ya que es perennifolio

Las hojas  son simples y alternas, uniformes, de color verde claro y de forma más o menos lanceolada. Algunas pueden llegar a amarillear y a perderse sobre todo en invierno.
Una planta amante de la noche

Además de por su peculiar aroma, la Dama de noche también se caracteriza por su floración nocturna.

El motivo por el cual este arbusto permanece cerrado durante el día no es otro que reservar sus energías y permanecer ajeno al calor.

La flor Dama de noche esperará a la llegada de la noche para mostrarnos sus pequeñas y numerosas flores de forma tubular. Su color puede variar del blanco al amarillo verdoso según la especie.

dama de noche
Foto: pinterest

¿Hay alguien que se pueda resistir a tener un ejemplar de Dama de noche en su jardín? Pues espero que los afortunados que tengáis uno os animéis a hacer de jardineros y que disfrutéis de esta planta “amante de la noche”.

La próxima semana os espero para hablar de más y más cosas del apasionante mundo vegetal:)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *