La bella Protea

¿Qué os parecería rodearos de unas preciosas Proteas como estas?

las bellas proteas de floresfrescas
Foto: proteas de floresfrescas

A mí, me chifla ese parecido que se dan con las alcachofas que, cuando se abren, dejan ver la auténtica flor que permanecía oculta dentro de las brácteas. Para los que no lo sepáis, las brácteas son los órganos propios de las plantas con flor, que rodean y protegen a las flores que aún no han madurado. En el caso de la Protea, son las que se presentan en colores rosas, rojos o naranjas.

Estoy segura que apreciareis su belleza y comprenderéis que sean unas flores cotizadísimas por su alto poder ornamental.

Vamos a aprender algunas cosas sobre estas Proteas flores que hoy nos ocupan.

Protea es, al mismo tiempo el nombre común y el botánico de un género de plantas florales.

Fue el famoso botánico Linneo quien puso ese nombre y lo hizo en honor al dios griego, Proteo, quien era capaz de cambiar de forma a su placer. Esta circunstancia le vino como anillo al dedo por la enorme variedad de Proteas que se dan en la naturaleza.

las bellas proteas de floresfrescas
Foto: proteas de floresfrescas

Los primeros ejemplares de la familia de las protáceas crecieron en Gondwana hace, ni más ni menos, unos 300 millones de años. Existe una subfamilia originaria de África y otra de Australia y Sudamérica.

En los años del 1600 atrajeron poderosamente la atención de los botánicos que visitaban el Cabo en Sudáfrica. A lo largo de un angosto cordón de las montañas costeras, se agrupaba una increíble riqueza y diversidad de especies. Durante el siglo XVIII, muchas especies se introdujeron en Europa.

Después de comprar Proteas, ¿Cómo debo cuidarlas?

Sencillísimo, ya que no necesitan atenciones especiales más allá de las habituales.

Tomar buena nota de:

  • Cortar un poco los tallos antes de ponerlas en agua.
  • Cambiar el agua del jarrón cada dos o tres días, aprovechando este momento para cortar de nuevo los tallos y aclarar el jarrón.
  • Y, por supuesto, nada de poner las flores en lugares donde reciban calor, ni los rayos directos del sol.
  • El mejor lugar para situarlas es uno más bien fresquito.

Hasta el próximo día seguidores

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *