La elegante Cala

Me atrevería a decir que la Cala es a las flores lo mismo que Rita Haymorth lo es al cine. Te quedas sin palabras para describirlas a las dos, ¿o no?                                                              

 El dilema de cómo se escribe

Ya os adelanto que podéis escribir Cala, con una sola –l-, o Calla, con dos. Sea como sea, no dejéis pasar la ocasión de comprar Calas esta semana, a un precio realmente increíble.

Un poco de información general

Su nombre botánico es zantedeschia, pero comúnmente es conocida como Calla, Cala, Cala de Etiopía, aro de Etiopía, lirio de agua, cartucho, flor de pato y  flor de jarro.

Esta maravillosa y elegante flor pertenece a la familia de las Aráceas y es originaria de Sudáfrica. Crece, de forma espontánea, en zonas que son pantanosas y también en las zonas secas. Esto nos permite hacernos una idea de que es una planta bastante fuerte.

Su inconfundible y característica fisionomía

Si algo caracteriza a la Cala es el aspecto de su espata que tiene forma de embudo.

La espata es lo que se parece y nos recuerda a un pétalo y se encuentra rodeando al órgano de la flor, que se llama  espádice, que es de color amarillo.

ramo de cala
Foto: Pinterest

Esta espata se mantiene desde la primavera hasta el otoño, momento en el cual la planta nos muestra sus flores.

Otras características de las Calas flores

Si bien las más populares y conocidas son las Calas blancas, también existen espectaculares y llamativas Calas amarillas, naranjas, rosas y rojas.

También destaca en estas flores su perfume y su aroma que resulta de lo más atractivo.

Algunos apuntes sobre la Calla como flor cortada

Que nadie se asuste si, después de haber comprado unas Callas, las vemos llegar un poco dobladas. Coloquialmente se dice que “cabezonean” y se debe a la falta de agua que han sufrido durante el transporte. Bastará con suministrarlas el líquido suficiente en un jarrón para que veamos su inmediata recuperación. La Cala nos volverá a mostrar su estilizada silueta, orgullosa de sí misma.

La Cala es una de esas flores agradecidas que tiene una floración bastante larga. Por ese motivo, nos va a deleitar con su belleza entre 8 y 10 días, más o menos. Eso sí, es fundamental que, para que esto sea así, estemos siempre muy, pero que muy pendientes de que el jarrón no se quede sin agua ya que esta flor bebe una gran cantidad.

ramo de cala
Foto: Pinterest

Al igual que sucede con los Amaryllis, cuando la Cala está en contacto con el agua, la parte inferior del tallo se rompe y se abre. Que nadie se alarme que a nuestra flor no le sucede nada, sino que es algo completamente normal.

Su toxicidad

A pesar del encantador aspecto que nos muestra la flor  Cala, debemos tener cuidado ya que ella, y el resto de la planta, son tóxicos tanto para las personas como para los animales.

Otra precaución

Así mismo, hay que  procurar que la savia de estas  flores no toque la ropa, ya que la dejará manchada. Lo curioso es que solo nos daremos cuenta después de que hayamos lavado la prenda, que es cuando la asomará la mancha.

El lenguaje de las flores

La práctica de relacionar a las flores con sentimientos y diversas actitudes humanas se remonta, ni más ni menos, que a las culturas orientales y la griega.

ramo de cala
Foto: Flores Frescas

Mucho más tarde, allá por el siglo XIX, fue Charlotte de la Tour quien firmó en Francia el primer diccionario sobre flores al que tituló “El Lenguaje de las Flores”

Foto: Flores Frescas

No obstante, el concepto del lenguaje de las flores, tal y como se conoce hoy, nació en la Inglaterra victoriana de la mano de Miss Corruthers de Inverness. Con ella se consolida y se universaliza la idea de vincular algunos sentimientos, señales o intenciones, especialmente entre los amantes,  con determinadas especies florales.

La simbología de esta flor

ramo de cala
Foto: Edenbrothers

Fue precisamente en la época victoriana cuando la Cala se convirtió en el símbolo de la finura y de la nobleza. Entregarla  a una persona ponía de manifiesto la consideración hacia. También era una manera de poner de manifiesto la intención de reforzar una amistad importante o para hacer una auténtica declaración de amor.

Pero las Calas tienen otros significados ya que, desde siempre, han sido consideradas las flores de la pureza y de la compasión. Por si esto fuera poco, también representan la belleza. Por último, está extendida la creencia de que  estas flores transmiten buena suerte.

El significado, al contrario de lo que sucede con otras variedades florales, no varía con el color. Las Calas de colores, a cual más espectacular, transmiten lo mismo.

Un poco de historia

Las Callas datan de la época griega y romana, en las que se asociaban con las fiestas y con los momentos de mayor disfrute. El motivo no era otro que la similitud que tiene su aspecto con la de una copa para beber.

Los antiguos romanos acostumbraban a tener la Cala en el interior de la casa y, en el momento que florecía, era la señal clara de que había llegado la primavera.

Consideraciones acerca de la plantación

  • ¿Dónde se planta?

La situación ideal es alrededor de un estanque, ya que es una planta semi acuática. No obstante, también la podremos plantar en una maceta, siempre y cuando sumerjamos una parte en agua.

  • La Luz que necesita

A la Cala le gusta estar en zonas de sombra o de semi sombra. Mucha atención a esto porque el exceso de sol puede llegar a ser perjudicial para ella.

  • ¿Se puede plantar dentro de casa?

Afirmativo. Es posible cultivar la planta de Cala en el interior pero es recomendable que la saquemos al exterior en el momento de la llegada de la primavera. Así mismo, es fundamental que evitemos a toda costa que esté sometida a temperaturas por debajo de los 10 grados.

  • ¿Cómo se puede obtener la mejor floración?
ramo de cala
Foto: Dutchbulbs

La planta mostrará su máxima floración si está situada en rincones oscuros y húmedos.

  • El suelo:

A la Cala le gustan los suelos que cuenten con un buen drenaje y con un abono orgánico en los meses de la primavera.

  • El riego:

Hay que tener en cuenta que la necesidad de agua de las plantas va a depender  de la época del año en la que estemos.

Cuando estemos en primavera, la planta necesita disponer de mucho agua pero siempre hay que tener cuidado de que no se llegue a encharcar la tierra para no perjudicar los rizomas.

Una vez que hayan pasado los meses más calurosos, la planta va a necesitar  menos agua. Debemos tener presente que la Cala prefiere estar en un lugar húmedo.

ramo de cala
Foto: Hogarmanía

A medida que se acerque el otoño tenemos que ir reduciendo el riego poco a poco. Puede suceder que, cuando se cambia el agua, veamos que las hojas se van marchitando. No hay que preocuparse ya que es completamente normal. Sólo tendremos que ir cortando las flores que no tengan buen aspecto y así favoreceremos la floración.

  • El clima:

La Cala soporta bien las temperaturas bajas siempre y cuando no llegue a helar. Pero, aún si eso sucede, también serán capaces de resistir si se encuentra sumergidas en el agua por completo.

 Cómo cultivar Calas en maceta

Veamos lo sencillísimo que es:

  • En primer lugar debemos seleccionar un recipiente que sea adecuado. Por ejemplo, si queremos situar la planta en el exterior, me encantan las macetas de resina.

Colocaremos, y extenderemos, en la base unas bolitas de arcilla y a continuación pondremos sustrato universal. Conviene que coloquemos un plato debajo del recipiente para que así se mantenga la humedad.
2- Cuando  saquemos la planta de su embalaje original, conviene, en primer lugar, airear la tierra con las manos. Luego ya la podremos retira con mucho cuidado y plantarla en nuestra maceta.

ramo de cala
Foto: Mi casa revista

3- Por último, debemos regar abundantemente antes de colocar nuestra Cala en su lugar definitivo.

El cultivo a través de rizomas

  • Elección de la maceta o del terreno:

Esta planta, al igual que sucede con todas las que se siembran a partir de bulbos, desarrollan un denso  sistema de raíces.

Por este motivo, es importantísimo que escojamos la maceta o el terreno teniéndolo en cuenta. Si utilizamos unas macetas que sean estrechas, las raíces se atrofiarán y no se podrán desarrollar por completo.

Cuando las raíces dejan de crecer, comenzarán a hacerlo lo tallos pero también de mala manera. Por lo tanto, es recomendable que utilicemos una maceta lo suficientemente amplia.

  • El drenaje:

Es imprescindible que tenga un buen sistema de  drenaje y también que la tierra sea rica en sustrato de turba.

  • Enterrar los bulbos de Calas:

Debemos enterrar los bulbos más o menos dos dedos bajo el sustrato. Luego colocaremos la maceta en un lugar que sea fresco y seco.

  • El riego y el abono:

Conviene que empecemos a regar la planta en cuanto veamos que comienza a brotar. Este tipo de planta necesita más agua durante la etapa de crecimiento y de la floración.

Sus necesidades de agua son menores a lo largo de la época de reposo, o mejor dicho, cuando sus flores se marchitan.

ramo de cala
Foto: Plantas ornamentales

Se puede  mantener húmeda la planta, sin llegar a encharcar la tierra, y abonarla con cualquier fertilizante para flores.

  • Después de la floración:

Una vez que haya pasado el período de floración, la abonaremos una última vez y la dejamos de regar.

Veremos que las hojas se irán poniendo amarillas, y se agotarán poco a poco, hasta que la planta desaparezca. Cuando esto haya sucedido, debemos guardar la maceta en un lugar donde no reciba mucha luz, que sea más bien fresco y que esté protegido de la lluvia.

La planta de la Cala debe permanecer en este lugar  hasta el momento en el que el otoño llegue de nuevo.

  • En el otoño:

Es el momento en el que debemos remover, con mucho cuidado, el bulbo de la tierra. Hay que estar atentos ya que puede ser que haya pequeños bulbos hijos del bulbo original.

 Proteger las plantas en invierno

Si hemos plantado los bulbos en el suelo del jardín, debemos llevarlos a un lugar protegido durante el invierno.

Esto es lo que debemos hacer:

  • Debemos esperar hasta que termine la primera helada. Luego, cortaremos el follaje que esté marchito a 8 cm por encima del nivel del suelo.
  • Ahora tenemos que desenterrar el bulbo con mucho cuidado de no dañarlo con la pala. Lo aconsejable es que hagamos un agujero mucho más grande de lo que creamos que es necesario, así no nos equivocaremos.
  • Retiraremos la tierra del bulbo agitándolo suavemente y con cuidado de no romper las raíces. Luego, enjuagaremos los bulbos con agua fría para retirar el resto de tierra.
  • Revisaremos bien los rizomas para ver si hay cualquier signo que indique podredumbre u otras enfermedades. No merece la pena para nada que conservemos los rizomas que estén enfermos o dañados. Lo mejor es tirarlos a la basura.

    ramo de cala
    Foto: Hablemos de flores
  • Debemos evitar incorporar el material vegetal enfermo en el compost para evitar esparcir la infección a otras plantas.
  • Colocaremos los rizomas en una bandeja y los dejaremos así unos cuantos días para que se sequen. Conviene que estén bien espaciados para que el aire circule entre ellos. Un lugar fresco y oscuro que resulta adecuado es el garaje o una caseta en el jardín. Es mejor que evitemos llevar los bulbos de Cala al interior de una casa con calefacción, puesto que el calor puede favorecer la aparición de hongos en ellos.
  • La temperatura ideal para que almacenemos los rizomas es de unos 15 a 20 grados.
  • No conviene exponer los bulbos a la luz solar.
  • Cuando los rizomas se hayan secado del todo, debemos colocarlos en unas bolsas de papel y poner una pequeña cantidad de musgo seco o vermiculita entre ellos. Con ellos evitaremos que los bulbos se infecten entre ellos, en caso de que desarrollen hongos.
  • También podemos usar una caja de cartón y hacer unos agujeros de ventilación para que el aire circule.
  • Hay que tratar de mantener los rizomas secos ya que la humedad y la pudrición son sus mayores amenazas durante los meses de invierno. También debemos mantenerlos en un lugar oscuro y seco. No obstante, no hay que dejar que los rizomas se sequen por completo. Si vemos que están encogidos, los podremos rociar con un poco de agua con la ayuda de un atomizador.
  • Hay que permitir que los rizomas se recuperen durante un tiempo, antes de replantarlos. La Cala necesita descansar durante unos cuantos meses antes de volver a crecer. haya desaparecido y el suelo esté más cálido.

    ramo de cala
    Foto: Flores Frescas

Os dejo ya, disfrutando de esta elegante y distinguida flor: la Cala:)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *