La fragante Fresia

Una flor como la Fresia no necesita demasiadas palabras para definirla. Elegancia, delicadeza, fragancia y sutileza son suficientes para hacernos una idea de lo polifacética que es.

Foto: hogarmania

Esta semana estoy feliz de la vida porque nuestro taller va a oler a las mil maravillas. Llega la Fresia con sus preciosos colores y su aroma inconfundible.
No dejéis pasar la ocasión para comprar ramo Fressias y que, durante un montón de días, os acompañe su fragancia sutil y muy, pero que muy agradable.
Por cierto, para los que dudéis cómo pronunciarlo, el acento de Freesia va en la primera vocal.

Alguna información sobre la Fresia flor

A diferencia de otras flores que tienen una larga historia a sus espaldas, las Fresias, por ser descubiertas en la primera mitad del siglo XIX, la tienen mucho más corta.
Ese es el motivo por el cual no son flores que hayan sido utilizadas por las antiguas culturas.
Se encontraron por primera vez en el Cabo Buena Esperanza y llegaron a Europa en la segunda mitad del siglo.

 Una flor especial

Su “juventud” no le quita a estas flores ni un ápice de personalidad. Todo lo contrario, la flor Fresia imprime carácter a cualquier composición floral que cuenta con su inestimable presencia.

Foto: floresfrescas

Esa silueta tan peculiar y que, cuando la Fresia está cerrada, puede parecer algo “desnuda”, da paso a una increíble belleza cuando completa su floración.

Su original forma acampanada, su estructura limpia y esbelta, otorgan a las Fresia un aire algo minimalista admirado por diseñadores e interioristas.
La variedad de colores que nos ofrece esta variedad floral es, además, otro de sus grandes atractivos a la hora de elaborar ramos maravillosos y alegres.
Si bien el color original de la especie es amarillo- anaranjado, podemos encontrar Fresias en tonos blanco, azul, lavanda, rosa, rojo, amarillo, malva, crema  e incluso bicolores.
Y, por supuesto, la Fresia cuenta con uno de los aromas más cotizados y codiciados que la han encumbrado hasta lo más alto de la cosmética y de la alta perfumería.

Su fragancia

La Fresia es, junto a otras como la Gardenia, el Jacinto, el Jazmín o la Lila, una de las 10 flores más fragantes. Por ello es ampliamente utilizada en perfumería y en cosmética.

Dentro de la propia especie, y según sea el color de las flores, el aroma que desprenden es diferente. Las rosas no huelen igual que las rojas ni éstas lo hacen igual que las moradas. Las fresias blancas y las amarillas son las más fragantes.

Foto: pinterest

Esta flor destaca como una de las bulbosas con uno de los aromas más dulces y ricos que se mantienen durante toda su floración.

La Fressia en la perfumería y la cosmética

El reino vegetal es imprescindible para  los perfumistas del mundo entero. Desde tiempos  remotos las diferentes civilizaciones han utilizado las flores para que sus aromas sirvieran, por ejemplo,  para rendir homenaje a las deidades.

El uso del perfume es tan antiguo como el ser humano pero para encontrar en él los matices cosméticos que hoy se conocen hay que esperar a la civilización egipcia. De ella salieron los primeros perfumistas artesanales que consiguieron extraer aromas naturales.

Las Rosas son las flores más utilizadas pero otras muchas como las violetas, las lavandas, las lilas, los claveles, los narcisos, los jacintos también están en las mesas de los mejores expertos.

Una de las flores más utilizadas en los últimos tiempos es, precisamente, la Fresia.

Foto: pinterest

En perfumería, la nota Fresia actúa como un modificador. Esto significa que se utiliza para influir en la composición de las fragancias y que, en raras ocasiones, tiene un papel predominante.

Su carácter dulce cítrico, limpio y con una ligera faceta jabonosa, es ideal para que estas flores se utilicen para la elaboración de jabones, champús, etc

No nos podemos olvidar de las velas, los inciensos y los aceites que huelen a las mil maravillas gracias a la presencia de la Freesia.

 El simbolismo de la Fresia

En el lenguaje de las flores, la Freesia simboliza la inocencia, la reflexión y el triunfo de la perseverancia.

Regalar esta flor es una manera de expresar amistad.

Información general

Las Fresias son plantas que pertenecen a la familia de las iridáceas y tienen su origen en tierras del continente africano en la región meridional.

Es una planta bulbosa, con hojas de color verde intenso y oscuro y cuyas flores, en forma de campana, se encuentran en inflorescencias.

Foto: floresfrescas

 Un poco de paciencia

 No me queda más remedio que pediros a todos un poco de paciencia para que la Fresia os deleite con su belleza.

Flores Frescas envía las flores total o parcialmente cerradas, para que duren bonitas mucho más tiempo y es necesario que esperemos para que las Fresias completen la apertura de sus capullos.

Será en ese momento cuando seamos testigos de un bello, bellísimo espectáculo que, con unos sencillos cuidados, nos acompañaran muchos días.

 ¿Plantamos unas Fressias?

Las Fresias se pueden plantar a través de bulbos o de semillas. Nos centraremos en los primeros ya que el proceso es mucho más sencillo.

Tened en cuenta que si las plantamos en grupos o en masas, en lugar de hacerlo en filas, quedará mucho más bonito.

Los bulbos o cormos se pueden cultivar en el suelo y en macetas, al aire libre y en interiores o en invernaderos. Veamos los pasos a seguir:

  • Comprar los bulbos de Fresia:

Es recomendable hacerlo en otoño para que estén en su mejor momento. Debemos elegir aquellos que estén firmes, descartando los que estén blandos.

  • Conservar los bulbos de Fresias:

Hasta que los vayamos a plantar, hay que guardarlos en un lugar fresco dentro de una bolsa de papel.

Si hemos comprado los bulbos empaquetados, es posible que estén deshidratados. En este caso, es recomendable que los remojemos en agua durante 30 minutos antes de la siembra.

  • El momento de plantar los bulbos:

Tenemos que distinguir dos casos:

  • Si vamos a sembrar en el suelo del exterior, hay que tener muy presente que no soportan las heladas. Por ese motivo, si vivimos en zonas frías con fuertes heladas, tenemos que plantar en primavera. Si vivimos en zonas de clima cálido podremos plantar en otoño.
  • Si vamos a plantar en macetas que estarán en un lugar cubierto, como un porche, podremos hacerlo en otoño siempre que las plantas no tengan que soportar inviernos fuertes a la intemperie. También se puede tener la maceta dentro de casa en el invierno y sacarla al exterior cuando pasen los riesgos de heladas.
    Foto: pinterest

    4-      Así se plantan los bulbos en el exterior:

–          Comenzaremos por elegir  un lugar a pleno sol o semi-sombra pero con luz de la mañana. También necesitamos un suelo bien drenado.

–          Conviene hacer un hueco de hasta 25 cm. para aflojar y airear bien el suelo antes de plantar los bulbos.

–          La profundidad de siembra debe ser unas tres veces el ancho del bulbo o dos veces el alto.

–          Se puede añadir fertilizantes para bulbos en la parte inferior de nuestro agujero.

–          Los bulbos se plantan con las puntas apuntando hacia arriba y deben quedar cubiertos con unos 2 o 3 cm de tierra.

–          La separación mínima entre cada uno debe ser unos 7 cm. para facilitar la propagación de las raíces.

–          Se pueden colocar barras de bambú como tutores para mantener las hojas en posición vertical.

–          Hay que regar la zona que hemos sembrado después de la plantación y mantener una humedad adecuada durante el período de crecimiento.

5-      Así se plantan los bulbos de Fresia en macetas y en el interior:

  • La plantación y los cuidados son los mismos que si se plantan en el exterior teniendo presente que debemos colocar la maceta en una ventana con mucha luz.
  • No es necesario desenterrar los bulbos en el período de descanso, pero si hay que dejar de regar.
  • El número de bulbos que se pueden plantar en una maceta dependerá de su tamaño. En líneas generales:

Si la maceta mide de 30 a 38 cm se pueden sembrar de 15 a 20 bulbos.

Si la maceta mide 25 cm caben de 12 a 14 bulbos.

Si la maceta mide 20 cm se pueden plantar hasta 9 bulbos.

 La floración

Las Fresias florecerán pasadas unas 10 o 12 semanas desde que fueron plantados los cormos.

Foto: Trencadissa art floral

Las flores nacerán a un lado de un largo tallo, en forma de espigas pequeñas.  Las flores de Fresia son zigomorfas, que quiere decir que crecen a lo largo de un lado del vástago, en un solo plano.

Cada uno de los tallos tiene entre cinco y ocho flores simples o dobles.

Para cortar las flores

La Fresia es una flor excelente para ser utilizada como flor cortada. Debemos proceder de la siguiente manera:

  • Los tallos deben ser cortados por la mañana temprano.
  • Hay que cortar la espiga desde el nacimiento cuando la primera flor inferior de la espiga esta semi-abierta. Las otras flores se abrirán paulatinamente una vez que ya estén en el florero.
  • Antes de poner los tallos en el jarrón, hay que cortar un poco los tallos en forma diagonal para favorecer la absorción del agua.
  • Vaciar el contenido del sobre de nutrientes que acompaña al ramo en el agua.              
Foto: floresfrescas                                                                      

 Guardar los bulbos de Fresia

Estas bulbosas prefieren estar en climas templados, que no sean ni demasiado fríos ni                  demasiado calientes.

Por lo tanto, si vivimos en un lugar donde hay inviernos con heladas fuertes, una vez que pierdan la hoja, conviene desenterrar los bulbos y almacenarlos hasta que llegue la siguiente temporada de siembra.

Para guardar los bulbos tenemos que hacer un hueco rodeando un perímetro seguro, levantar y tirar suavemente del follaje amarillento y marchito para retirarlo.

Cuando ya estén desenterrados los bulbos, hay que retira el exceso de suciedad y lavarlos con agua. Luego, los pondremos a secar durante unas semanas para luego guardarlos en unas bolsas de papel. Los almacenaremos en un lugar fresco, seco y bien ventilado.

La iluminación

Las plantas de Fresia gustan de estar en lugares cálidos y soleados, pero también los podemos plantar a media sombra. Siempre hay que evitar que reciban el sol fuerte del medio día.

Si queremos cultivar en una maceta, tenemos que elegir un lugar luminoso, ventilado y fresco. Si la vamos a tener en el interior, debemos evitar las habitaciones muy calurosas.

Los riegos

Cuando veamos que el follaje emerge, hay que regar a menudo las plantas de Fresia con el fin de mantener el suelo húmedo pero sin que se encharque.

Estas flores necesitan una gran cantidad de humedad durante todo su período de crecimiento y floración.

Cuando veamos que las hojas amarillean, hay que reducir la periodicidad de riego hasta suspenderlo por completo en el momento que las plantas pierden la hoja y entran su período de descanso.

Mucho cuidado porque el exceso de agua puede conducir a la pudrición de los bulbos.

Foto: Flickriver

Los abonos

 Las plantas de Fresia se pueden fertilizar, cada dos semanas,  en el período de crecimiento. Comenzaremos a hacerlo cuando aparecen los primeros brotes de las plantas jóvenes y hasta  que empiecen a mostrarnos signos de que van a entrar en su período de descanso.

Cuando las plantas estén en flor, funciona muy bien usar  fertilizantes líquidos.

La Poda

Las plantas de Fresia no necesitan podas.

Desde aquí quiero invitar a todos aquellos que no conocéis estas bonitas flores a que probéis la experiencia de disfrutar de ellas durante esta semana.

Estoy segurísima que os van a conquistar para siempre:)

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *