Las flores comestibles

Muchas son las flores comestibles que tenemos al alcance de la mano para hacer de cocinillas por un rato. Demos paso a los fogones a nuestras queridas flores.

flores comestibles
Foto: Pinterest

Hoy, os propongo que cambiemos el delantal de florista por el de cocinero. Con la ayuda de unas cuantas flores vamos a elaborar suculentas y sabrosas recetas para conseguir unos platos diferentes, exquisitos y súper vistosos. ¿Os apuntáis al plan?

¿Qué nos aportan las flores comestibles?

Para empezar, hay que tener claro que, por supuesto, no todas las flores se pueden comer.

Pero aquellas que si son aptas para el consumo tienen un alto contenido de vitaminas A, B, C, D, E, K, PP, B12 así como de minerales, proteínas, aminoácidos y aceites especiales que resultan ser muy beneficiosos para nuestro organismo.

Foto: Take a chef

 Pautas a tener en cuenta en el consumo de estas flores

Si os vais a animar a comer flores, debéis tener muy presente que hay que seguir unas elementales pautas para no poner en riesgo nuestra salud ni la de nuestros comensales.

  • En primer lugar, debemos tener en cuenta que nunca podemos utilizar las flores que previamente hayan sido rociadas con insecticidas o cualquier otro producto químico. Por lo tanto, nada de consumir las flores que estén en los jardines, los viveros, los parques o en los bordes de las carreteras.
  • Por supuesto, tampoco es aconsejable que utilicemos las flores que utilizan en las floristerías. El motivo es que, en algunas ocasiones, y para su correcta conservación, es posible que se hayan utilizado determinados productos que, en ningún caso, se pueden llegar a consumir.
  • Por todo ello, es recomendable que tan solo se consuman las flores comestibles que han sido cultivadas orgánicamente o aquellas que hayan sido sembradas por nosotros mismos y siempre que no hayamos utilizado nunca ni pesticidas ni herbicidas.
  • No obstante, hay que tener mucho cuidado porque existen algunas flores que, a pesar de ser orgánicas, no son aptas para el consumo humano. Este es el caso, por ejemplo, de las dedaleras, el narciso y el jacinto.

Flores que no se pueden comer

La relación de las flores que no son comestibles es bastante amplia. Por eso, si os decidís por experimentar en comer flores, es importante que os informéis bien de aquellas que son tóxicas. Para ello, lo mejor es que consultéis con un especialista, aunque también está la posibilidad de consultar alguno de los libros que existen.

flores comestibles
Foto: Pinterest

Algunas de las flores que no se pueden comer, además de las tres que ya hemos citado,  y que resultan ser muy perjudiciales para la salud son:

      • las Adelfas
      • las Azaleas
      • el Iris
      • el Lirio o Azucena del valle
      • la Lantana
      • el Aconitum
      • la Glisina
      • Los Narcisos

Los Jacintos

flores comestibles
Foto: Blog Garden Center Ejea

Las flores que si se pueden comer

Ahora sí, si sois amantes de la comida sana, de las ensaladas originales y de los sabores diferentes, seguro que os va a interesar conocer cuáles son, al menos algunas, las flores comestibles que podéis utilizar habitualmente.

Posiblemente algunas de las que más se conocen son el calabacín, la calabaza, la  albahaca, el romero, etc…. Pero hay otras muchísimas que, aunque no estemos acostumbrados y familiarizados con ellas, se pueden añadir a nuestros platos y que sean un ingrediente más de nuestras comidas.

Veamos a continuación algunas de las flores que se comen:

  • La Alegría de la casa: estas flores, que presentan diferentes colores en función de cuál sea la especie, son fantásticas para añadir las como guarnición a diferentes platos.
  • El Azahar: sin duda, su inconfundible aroma y el característico sabor que aporta el agua de azahar a determinados dulces, tan típicos como el roscón de reyes, hacen de esta flor una aliada de primer orden en la cocina. También resulta adecuada si queremos hacer unas riquísimas madalenas y unos deliciosos bizcochos. Además, os recomiendo que probéis añadir unas gotas a un simple té verde y veréis lo que mejora su sabor.
flores comestibles
Foto: Pinterest
  • La Boca de Dragón: Es sabor que aporta esta preciosa flor va a cambiar en función de la especie que utilicemos. Puede ser un sabor suave o llegar a ser fuerte, pero en ambos caos es ideal para añadir a una simple ensalada.
  • La Begonia: La especie denominada flor de azúcar se adapta a las mil maravillas si la agregamos a una refrescante y jugosa macedonia de frutas o también a una guarnición de diferentes platos.
flores comestibles
Foto: Pinterest

 

  • La Borraja: También es bastante conocida entre las flores comestibles. La identificaréis por su llamativo color azulado y tiene un sabor parecido al del pepino. Por eso os podréis imaginar que es ideal para añadir a las bebidas refrescantes y, por supuesto, a las ensaladas.
  • La archiconocida Camomila: No sólo se utiliza para elaborar infusiones, sino que también la podemos echar en toda clase de ensaladas. Y, aunque os pueda sorprender, por su sabor parecido al de la manzana, también es idónea para elaborar muchos dulces. Su ligera amargura es muy interesante desde un punto de vista culinario.
  • La Campanilla: Gracias a su intenso y llamativo color azul, es una de las flores comestibles muy adecuadas para ser un ingrediente que dará vistosidad a todas nuestras ensaladas. Veréis lo exquisita que resulta si la combináis con la mantequilla. Su sabor tira a ser más bien dulce.
flores comestibles
Foto: Hay cosas muy nuestras
  • La Capuchina: Su sabor nos puede recordar al del berro y es ligeramente picante. Se utilizan sus pétalos, que pueden ser de color amarillo, naranja o rojo, para elaborar ensaladas ya que son más suaves que sus hojas verdes. Además, podréis comprobar lo maravillosamente bien que acompañan a unas buenas legumbres, a las patatas, al arroz o a las sopas.
  • La Centaurea: Su sabor, algo dulce, nos recordará al clavo. Resulta ideal para ideal para las ensaladas a las que aportará diferentes colores según sea la especie que utilicemos.
  • El conocidísimo Clavel: Aporta un peculiar sabor a especias, pimienta y clavo. Va estupendamente bien en las macedonias de frutas, en las guarniciones y también en las mantequillas.
flores comestibles
Foto: Pinterest
  • El Eneldo: Es una de las flores comestibles que aportan a las comidas un aroma y un sabor más característicos y especiales. Es esencial para potenciar el sabor de los pescados, los mariscos o las salsas.

Las propiedades de algunas flores, plantas y hierbas

Cómo dijimos al principio, la ingesta de algunas flores comestibles, de determinadas plantas y hierbas puede resultar beneficioso para nuestro organismo por su alto contenido en determinadas vitaminas y otros elementos.

Veamos ahora unas cuantas plantas comestibles que no deberían faltar en nuestra lista de la compra y en la elaboración de nuestras comidas.

 La Albahaca:

Si bien es conocido lo maravillosamente bien que las hojas de Albahaca acompañan a la pasta o lo deliciosa que resulta la salsa pesto que se elabora con ellas, puede que lo sea menos el hecho de que también se utiliza como planta medicinal.

Algunas de sus propiedades son: prevenir la flatulencia, combatir la inapetencia y los espasmos gastrointestinales, ser diurética, digestiva y ayudar a curar las heridas de la piel.

flores comestibles
Foto: Pinterest
  • El Diente de león

Su nombre científico proviene de los vocablos griegos taraxos, que significa enfermedad, y akos que significa remedio. Por lo tanto estamos ante una planta que se denomina remedio de la enfermedad, en alusión a sus propiedades curativas.

El diente de león es una fantástica fuente de proteínas, de calcio, de hierro y de vitaminas A, C y D.

Su raíz tiene propiedades laxantes, diuréticas y depurativas. Sus hojas, cuando están  tiernas y frescas, además de ser muy nutritivas, colaboran a aumentar la producción de glóbulos rojos, a eliminar el ácido úrico y a regular la tensión arterial.

El Diente de león también resulta adecuado para mantener una buena salud del hígado y de los riñones.

Cuando las hojas están tiernas se pueden consumir añadidas a una ensalada, sus flores se usan en la elaboración del vino y sus raíces se pueden utilizar para condimentar las sopas y los caldos.

  • Las Violetas

Son ricas en rutina que las convierte en poseedoras de propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

flores comestibles
Foto: Heladería Bilbao
  • El Perejil

El perejil es una  de las hierbas más populares y utilizadas en la cocina.

Pero, además, el perejil tiene una gran cantidad de nutrientes, es una fuente excelente de vitamina C y de vitamina K y posee  propiedades curativas que, normalmente, no son tan conocidas.

Podemos citar entre sus poderes curativos su utilidad para evitar las flatulencias y el mal aliento. También, tradicionalmente se ha utilizado para ayudar a los riñones a incrementar la secreción de orina. Por esta acción diurética el perejil es muy útil para combatir las infecciones de las vías urinarias así como para prevenir y tratar los cálculos renales.

Además es un efectivo aliado para el aparato digestivo.

Ya me imagino que todos sabéis que el perejil se puede añadir a muchas y variadas salsas, a las ensaladas o también como condimento en carnes ya sean rojas o blancas.

  • La lavanda

Contiene vitamina A, hierro y calcio y se le otorga unas propiedades que son beneficiosas para el sistema nervioso central.

flores comestibles
Foto: Mejor con salud
  • La Verdolaga

Sus hojas comestibles contienen una gran cantidad de ácidos grasos Omega 3 pero también de  vitaminas A, B, C y E, así como calcio, magnesio y proteínas.

Además actúan como laxante, diurético, antiinflamatorio, calmante y ayudan en los problemas intestinales.

  • El Trébol rojo

Es una hierba medicinal que se puede utilizar en los tratamientos para la tos y la bronquitis así como en el tratamiento de los desequilibrios hormonales y de la ansiedad.

Podéis añadir unas cuantas hojas a vuestras ensaladas y también sus flores para condimentar las sopas y cualquier guiso.

flores comestibles
Foto: plantascomestiblesgt
  • Los pétalos de Rosa

Son ricos en vitaminas A, B3, C y E y también contienen antioxidantes.

  • La Margarita

Aunque no os lo podáis imaginar, la Margarita de toda la vida tiene un sabor muy suave que permite añadirla a las ensaladas o a las infusiones.

Además, tiene muchas propiedades medicinales. Es un remedio eficiente contra la tos y el asma. Su infusión resulta estimulante y energética.

  • La Amapola

Actúa como un suave sedante. Es perfecta para añadir a las infusiones que nos vayamos a tomar antes de irnos a la cama.

Sus semillas también son frecuentemente utilizadas en la repostería.

  • La Menta

Esta  hierba nos ayudará a tratar posibles indigestiones y los dolores de estómago. También es eficaz para aliviar la congestión nasal.

Posee propiedades expectorantes, aliviando la tos con flemas, y antisépticas.

En la cocina aporta su sabor inconfundible y su toque de frescura a postres y bebidas.

flores comestibles
Foto: Kiwilimón
  • El Tomillo

Sin duda, es Tomillo es perfecto para perfumar y dar sabor a un montón de platos, especialmente aquellos que llevan carne, y a un montón de salsas.

Gracias a que contiene un principio activo llamado timol, el Tomillo es un potente antiséptico, ayuda a no tener indigestiones ni gases.

  • El Romero

También muy conocido, el Romero ayuda a mejorar el estado de ánimo, la concentración y la memoria.

Un rico té de Romero es ideal para aliviar dolores en las articulaciones, los huesos y los músculos, para eliminar el mal aliento, para aliviar los síntomas de la ansiedad y del dolor de cabeza.

Además, al Romero se le atribuyen efectos antioxidantes, analgésicos y diuréticos.

  • El Cebollino

Tiene un característico y ligero sabor a cebolla.

Es rico en vitaminas B, C y D.

  • El Hibisco

Tiene un sabor suave y dulce que hace que sea ideal para usar en la preparación de infusiones y de postres. Además, deshidratada, esta flor se convierte en una rica  golosina natural.

Ayuda en la prevención de problemas de colesterol.

flores comestibles
Foto: Botánica y jardines
  • La Salvia:

La podemos utilizar como condimento para dar sabor a muchas comidas.

Entre sus propiedades medicinales están la de proporcionar alivio a las inflamaciones bucales, a los dolores de garganta. También combate el mal aliento, activa la circulación sanguínea y equilibra el sistema nervioso.

¿Os animáis a pones flores en vuestras comidas?

 Si la respuesta ha sido afirmativa, os aconsejo que os iniciéis en hacer unas ricas ensaladas con flores. Son fáciles de hacer y muy refrescantes y nutritivas. De las muchas flores comestibles que hemos visto que se pueden utilizar, elegid las que os resulten más apetecibles.

Pero también podéis iniciaros en platos de carnes o de pescado y veréis lo content@s que vais a quedar.

flores comestibles
Foto: Cosas femeninas

Tomad nota de esta sencillísima receta de pescado en la que se utiliza el Eneldo:

Los ingredientes para 4 personas son los siguientes:

  • 4 filetes de pescado. La pescadilla o el gallo resultarán ideales.
  • 3 cucharadas de eneldo fresco picado
  • 2 dientes de ajo
  • El zumo de exprimir 2 limones
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Manos a la obra:

  • Hay que mezclar el eneldo, el ajo, el zumo de los limones, el aceite, la sal y la pimienta.
  • Colocar el pescado en una fuente de horno.
  • Echar la marinada por encima del pescado.
  • Cubrir con un plástico adherente.
  • Dejar reposar dentro de la nevera más o menos una hora.
  • Cuando haya pasado este tiempo, se saca el pescado y se precalienta el horno a 180ºC
  • Tapar el pescado con un papel especial para horno y dejar que se cocine durante unos 30 minutos. Lógicamente, este tiempo dependerá de cada horno.

Fácil, ¿no?

Flores comestibles cristalizadas

 Puestos como estamos en hablar de flores comestibles, os voy a contar cómo se pueden hacer unas delicias de lo más dulces.

Con unas Violetas, unos Geranios, unos Pensamientos o unas Rosas, siempre procedentes de cultivos ecológicos para que no hayan sido expuestas a pesticidas, se pueden hacer maravillas.

Foto: Espores

Cristalizar flores con azúcar es muy fácil. Vamos a ver cómo se hace, eligiendo, por ejemplo, la Violeta y la Rosa. Esta última, por su aroma, su forma y su textura, es una de las más utilizadas en repostería.

Vamos a necesitar:

  • 1 Rosa
  • Unas violetas
  • Clara de huevo pasteurizada
  • Unos 150 gramos de azúcar blanco

Así se hace:

  • Se quitan los pétalos de la Rosa y se limpian con un paño seco, si vemos que es necesario.
  • Hay que tener en cuenta que las Violetas se van a cristalizar enteras, por lo que hay que tener cuidado de que no se rompan si las tenemos que limpiar.
  • Se pintan los pétalos con la clara de huevo, con la ayuda de un pincel, por las dos caras. Hay que aplicar una capa fina y retirar los excesos.
  • Poner azúcar en un cuenco amplio y colocar encima los pétalos que ya hemos Espolvorear más azúcar sobre ellos.
  • Sacudir, con delicadeza, cada pétalo para quitar el exceso de azúcar.
  • Repartir los pétalos sobre una bandeja y cubrir con papel antiadherente.
  • Dejar reposar, a temperatura ambiente, más o menos unas 8 o 10 horas para que se endurezcan.
  • Cuando haya pasado el tiempo, nuestras flores comestibles estarán listas.
flores comestibles
Foto: Gazeta do Povo

Cómo cultivar flores comestibles

Cultivar nosotros mismos flores comestibles puede ser fácil o difícil. Dependerá del tipo de planta que escojamos.

Veamos algunos consejos para llegar a buen puerto, sin demasiadas complicaciones:

  • La siembra:

Es aconsejable cultivar flores comestibles a partir de semillas. Así será más fácil controlar completamente todas las etapas de su crecimiento y se evitarán posibles plagas o enfermedades.

  • El terreno:

La mayoría de las semillas de flores comestibles se pueden plantar en maceta, tan sólo debemos utilizar un recipiente que tenga un tamaño adecuado para la cantidad de semillas que vayamos a plantar.

La mayoría de ellas hay que plantarlas a una profundidad de entre 1 y 2 centímetros, dejando algo de separación entre ellas para evitar que se quiten los nutrientes y el agua unas a otras.

Si decides vamos a cultivar flores comestibles en el exterior, es aconsejable mantener limpio su entorno.

  • El riego:

El riego es fundamental si nos decidimos a plantar semillas de flores comestibles.

Debemos evitar echar chorros de agua a presión que puedan destruir el mantillo. Por el contrario, hay que pulverizar suavemente el terreno, unas dos o tres veces al día, hasta que aparezcan los primeros brotes verdes.

flores comestibles
Foto: Guía de jardinería
  • Las plagas:

Al igual que todas las demás, las flores comestibles también pueden ser objeto del ataque de plagas como las orugas, los caracoles, la mosca blanca o el pulgón.

Para evitar daños, basta con sulfatar a la planta con algún producto natural, no químico, y que no altere las propiedades comestibles de las flores, ni de las raíces ni de las hojas.

  1. La Poda:

Las plantas comestibles se pueden y se deben podar para sanearlas.

flores comestibles
Foto: El brote urbano

Espero que os animéis y que incorporéis flores comestibles en vuestras recetas y que, por supuesto, compartáis con nosotros vuestra experiencia:)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *