Los preciosos Crisantemos

Me encantan los Crisantemos. Sus muchas variedades, a cual más ideal, consiguen que cualquier ramo tenga un aire silvestre y desenfadado. ¿Te apuntas a la Crisantemomanía?

ramo de crisantemos
Foto: floresfrescas

Dedicaremos la entrada a nuestro blog a hablar sobre ellos y seguro que te sumas a la “Crisantemomanía “. Si una vez lo hagas te animas a comprar un ramo de Crisantemos, recuerda que los de floresfrescas.com son maravillosos.

Información general

El nombre científico de los Crisantemos es Chrysanthemum spp. Pertenece a la familia Asteraceae o Compositae.
Son un género que cuenta con unas 30 especies y son nativos de Asia y del nordeste de Europa.
Originariamente, este género comprendía muchas más especies pero, desde hace varias décadas, se dividió en varios géneros. La denominación de estos nuevos géneros fue bastante polémica. Siguiendo la norma del Código Internacional de Nomenclatura Botánica, se decidió cambiar el nombre de algunas especies del género que estaban bien definidas. Tomaron el nombre de  Chrysanthemum indicum.

margaritas salvajes
Foto: pinterest

Las otras especies que, previamente estaban bajo el criterio del género Chrysanthemum, han sido transferidas al género Glebionis,  Argyranthemum, Leucanthemopsis, Leucanthemum, Rhodanthemum y Tanacetum.
Las especies de la familia Chrysanthemum son hierbas perennes y alcanzan entre los 50 y los 150 cm de altura. Sus hojas son lobuladas y tienen unas cabezas florales bastante grandes que pueden ser de color blanco, amarillo o rosado en las especies silvestres.

Situemos en el tiempo a los Crisantemos

El cultivo de los Crisantemos se inició en China como planta floral allá por el año 1500 a.C.
Una antigua ciudad china fue, incluso, llamada Ju-Xian que significa la ciudad del Crisantemo.
Hay que esperar hasta el siglo VIII para que la flor crisantemo llegara a Japón, en donde su emperador la adoptó como la flor del sello imperial.

silueta crisantemo
Foto: heraldicaf

No fue hasta el siglo XVII cuando el Crisantemo llegó a Europa. El famoso y reconocido botánico Linneo lo nombró con el prefijo griego “krysous” que significa dorado, en alusión al color de las flores originales, y “anthemon”, que significa flor. Por lo tanto, la traducción literal de Crisantemo es Flor de oro.

La importancia de los Crisantemos en algunos países

En algunos países de Europa, en China  y en Japón, el Crisantemos es una planta ornamental muy cultivada a la vez que tremendamente popular.

  • En España, la flor Crisantemo ha estado durante muchos años asociada a la tradición de llevar flores al cementerio en el día de todos los Santos. En la actualidad, lo cierto es que los Crisantemos se utilizan en floristería para momentos mucho más felices como bodas, fiestas y demás eventos.
  • En Japón es la flor nacional. Representa al emperador y a la casa imperial. El Crisantemo es la corona del emperador.
  • En China, el Crisantemo es un símbolo de la sabiduría. Es una de las cuatros flores de su cultura, siendo las otras tres el albaricoque, la Orquídea y el bambú. Simboliza la nobleza. En otros países representa la honestidad.
  • En Estado Unidos, esta flor tiene una consideración muy positiva y significa alegría.

La evolución de los Crisantemos

Los Crisantemos modernos son muchísimo más decorativos que sus parientes silvestres. Las flores tienen una gran variedad de formas, que en unas ocasiones se asemejan a las Dalias y otras lo hacen a los pompones o botones.

Foto: pinterest

Precisamente por la gran variedad de formas y colores, los Crisantemos son una de las primeras flores cortadas del mercado que se utilizan en las floristerías para la elaboración de ramos y de cualquier otra clase de arreglos florales.
La planta tiene la capacidad de adaptarse muy bien a ser cultivada en los invernaderos lo que permite que se produzca floración a lo largo de todo el año.
Así pues, la floricultura, a través de sus técnicas de producción masiva de plantas, tiene a su alcance una gran cantidad de medios que permiten utilizar en cada momento aquellas variedades que son más adecuadas para que se produzca su floración en las diferentes épocas del año.
El género tiene muchos híbridos que se desarrollan en muchos cultivares o invernaderos. El híbrido más importante  y destacado es el denominado Chrysanthemum morifolium.
Además de la tradicional y original flor Crisantemo de color dorado, hay flores de color blanco, rosa, púrpura, rojo, malva, etc.

Algunos usos de los Crisantemos

Además del uso en floristerías para elaborar arreglos, estas flores también son utilizadas con otros fines muy distintos.

crisantemos amarillos
Foto: pinterest

Las flores de color amarillo o blanco se hierven, en algunos lugares del continente asiático, para elaborar una bebida dulce conocida con el nombre de té de crisantemo.  Tiene varios usos medicinales, uno de ellos como remedio para recuperarse de la gripe.
También se utilizan las hojas de muchas especies como verduras. Tal es el caso del Chrysanthemum coronarium donde sus hojas son conocidas en Asia del este con el nombre de “tung ho”. En China, se fríen las hojas con ajo y se secan. Las hojas cocinadas son de color negro, tienen una textura densa y un sabor bastante fragante.

La simbología de los Crisantemos

En el lenguaje de las flores, ese que tanto me gusta y del que siempre os hablo, el Crisantemo significa alegría, perfección y eternidad.

felicidad con margaritas
Foto: pinterest

Según la filosofía Feng- shui estas flores atraen la risa y la alegría.
Al igual que le sucede a otras variedades florales, el mensaje que transmiten los Crisantemos varía dependiendo de cada color.

  • El Crisantemo de color rosa simboliza la fragilidad de una relación amorosa.
  • El Crisantemo de color naranja representa un sentimiento de amor delicado.
  • El Crisantemos de color rojo es, ni más ni menos, que una declaración de amor apasionado.
  • El Crisantemos de color amarillo pone de manifiesto un rechazo amoroso.
  • El Crisantemo de color azul nos dice que el amor ha llegado a su fin y que el dolor que causó la ruptura ya ha sido superado.

    margaritas azules
    Foto: pinterest
  • El Crisantemos de color blanco expresa un dolor profundo ante una ruptura amorosa.
  • El Crisantemos de color violeta manifiesta el dolor que se siente ante la idea de llegar a perder a la persona amada.

La reina de las flores del otoño

La flor Crisantemo es considerada la flor de Noviembre o de floración natural cuando los días se acortan en otoño y en invierno, dependiendo de cada latitud.
Así, en el hemisferio sur, el Crisantemo es de floración natural en los meses de Abril, Mayo y  Junio. Aunque hoy en día la floricultura, a través de las tecnologías adecuadas que adaptan las condiciones ambientales de duración del día y de la temperatura, es capaz de llevar al mercado estas flores durante todo el año.

margaritas rosas y blancas
Foto: entreplantasymacetas

Algunas variedades de Crisantemos

  • El Crisantemo de tipo Margarita:

Posiblemente es la variedad o tipo de Crisantemo  más conocido por todos. Esta es una planta de la familia de las compuestas, que tiene una inflorescencia compuesta por múltiples flores.
Esta variedad se puede comprar en cualquier época del año, ya que ha sido inducida a la plantación. Otra cosa será si la hemos plantado nosotros mismos porque, en este caso, la planta solo dará flor de forma natural cuando llegue el otoño.

  • El Crisantemo que tiene una flor grande y compuesta:

Lo más característico de la planta es que tiene un tamaño de flor muy grande, que está compuesta por un montón de pétalos que se van superponiendo dibujando una imagen espectacular.

  • El Crisantemo con flores compuestas.

Estas flores están llenas de pétalos que crean unas bolas o pompones compactos que son muy característicos.

cubo de margaritas
Foto: hogarmania

Ahora toca plantar y hablar del cuidado del Crisantemo

Empecemos por una buena noticia, y es que plantar Crisantemos es fácil y, además, las plantas son bastante resistentes y sencilla de mantener. Si tenemos en cuenta algunas cosas y suministramos los cuidados necesarios, nos darán un montón de flores que durarán hasta dos meses.
A rasgos generales:
Mientras que otras plantas necesitan buen tiempo, temperaturas elevadas y mucho sol, el Crisantemo florece cuando llega el otoño.

margaritas rosas
Foto: pinterest

Vamos por pasos:

  • La luz y el sol que necesita:

Lo primero que debemos hacer es elegir bien la zona más adecuada para la planta. En este sentido, es posible que plantemos tanto en una maceta como en un jardín pero siempre que la situemos en un lugar donde reciba bastante luz y que esté bien ventilado. En caso contrario, es posible que las flores no se lleguen a abrir.
Si no tenemos un sitio en el que la planta pueda recibir cada día 8 horas completas de luz solar, debemos colocarla donde reciba, al menos, 5 horas.

cubiertos con crisantemos
Foto: guiadejardineria

Si hay que elegir entre el sol de la mañana y el de la tarde, nos decantaremos por el de la mañana.
No debemos olvidar que el Crisantemo es una planta de exterior pero que no soporta nada bien ni las corrientes de aire ni el calor extremo.
Tampoco debemos situarla donde esté muy expuesta al sol directo para evitar que la planta se queme.

  • El suelo y el riego:

El pH del suelo recomendado para que los Crisantemos se desarrollen es de 6,5 a 6,7.

El suelo donde tengamos la planta del Crisantemo debe estar ligeramente mojado, ya que las flores que produce se marchitan y estropean con bastante facilidad.

No debemos dejar que los Crisantemos se marchiten entre los riegos. Si vemos que las hojas inferiores se vuelven de color marrón, es señal de que necesitan más agua.

Evitaremos salpicar agua en el follaje para evitar el crecimiento y la proliferación de bacterias o hacer que los crisantemos enfermen.

Por lo tanto, hay que regar la planta con regularidad.

margaritas rosa claro
Foto: pinterest

Es importante que el suelo tenga un buen drenaje ya que a los Crisantemos no les gusta la acumulación de agua.

Durante el verano hay que aumentar la frecuencia del riego y también del abono.

Los Crisantemos que hayamos plantado en macetas, van a requerir más cantidad de agua que aquellos plantados en el suelo del jardín, ya que estos últimos absorber el agua natural producida por la lluvia y los rocíos.

  • La temperatura:

Los Crisantemos necesitan temperaturas más bien suaves, entre los 13ºC y los 18ºC.

No soportan el calor por lo que, en el caso de que los tengamos dentro de casa, es necesario que los situemos en una habitación que esté bien ventilada y que sea más bien fresca.

Las temperaturas bajas pueden ser perjudiciales para la planta.

  • El lugar adecuado:

Tenemos que plantar los Crisantemos en un lugar donde el aire circule adecuadamente. Si los colocamos frente a paredes u otras estructuras o muy cerca de otras plantas de Crisantemos,  podríamos dificultar su crecimiento o hacer que sus raíces compitan entre sí.

Debemos mantener a los crisantemos alejados de las luces de la calle o de cualquier otra Necesitan tener periodos de oscuridad.

  • Separación entre las plantas:

Las plantas de Crisantemos deben plantarse con una separación de 50 a 70 cm entre ellas para que tengan espacio suficiente para crecer.

campo de margaritas
Foto: pinterest

 

  • Traslado de las plantas:

Cada tres años, tenemos que trasladar las plantas a un nuevo lugar. Esto ayudará a  evitar los problemas de plagas y también a reducir el riesgo de que contraigan enfermedades.
Si tenemos la planta en una maceta en el interior, debemos sacarla al exterior cuando empiece la primavera. En el jardín o en la terraza las flores nos van a durar más tiempo.

  • Prevención y tratamiento de las enfermedades:

Es necesario que mantengamos limpia y libre de residuos de plantas toda la zona de nuestras plantas de Crisantemos. Así evitaremos las plagas y las enfermedades.
También debemos eliminar a los insectos comunes que atacan a los Crisantemos tales como los áfidos, ácaros y minadores de hojas. Para ello hay que utilizar jabones insecticidas o aceites hortícolas que podremos comprar en nuestro vivero habitual.

  • La poda de las plantas:

Es importante que podemos la planta y que retiremos las flores marchitas para estimular que crezcan otras nuevas y que, además, duren más tiempo.

  • Cortar las yemas de las plantas:

Si, a finales de la primavera y al principio del verano, cortáis las yemas de los Crisantemos más jóvenes, os aseguraréis que las plantas luzcan bien tupidas y compactas. Además, obtendremos muchas más flores de colores brillantes cuando llegue el otoño.

Cuidado de los Crisantemos durante los meses de invierno

Veamos lo que debemos hacer para preparar a nuestras plantas a que pasen el invierno.

  • En el caso de que estén en el suelo del exterior:
  • Hay que cortarlos a nivel del suelo y cubrirlos con un mantillo que los protegerá de las heladas de esta época del año.
  • Formar un montículo de tierra alrededor de las plantas. Ayudaremos a que no se mueran, incluso si tienen que soportar el hinchamiento que se produce por la congelación.

    crisantemos de colores
    Foto: pinterest
  • En el caso de que estén en maceta en el interior:
  • Hay que trasladar las plantas a un lugar fresco pero que esté bien iluminado.
  • No hay que regar en exceso para evitar el crecimiento de bacterias.
  • Hay que esperar a que la tierra se haya secado, unos 5 centímetros de profundidad, para volver a regar las plantas.
  • La manera adecuada de regar es llenando las macetas hasta que el agua desborde y se drene por el agujero inferior de las macetas.

La división de los Crisantemos

Dividir las plantas, cada 3 a 5 años, evita el hacinamiento y ayuda al desarrollo del mayor número posible de flores.
También limpia y rejuvenece las ramas más viejas.
Los Crisantemos deben dividirse en la primavera, cuando aparecen los brotes nuevos.

cubo de crisantemos amarillos verdes y blancos
Foto: flickr

Así se hace:

  • Hay que desenterrar la planta, teniendo cuidado de no dañar las raíces.
  • Levantaremos la planta después de haber quitado la tierra.
  • Sacudir cualquier residuo de tierra que se haya quedado pegado a las raíces.
  • Retirar todas las partes de las plantas que veamos que están enfermas o muertas.
  • Debemos dividir las raíces en dos mitades y volver a plantarlas. Algunas las podremos separar con los dedos, pero, en otras ocasiones y cuando las plantas sean más grandes, es posible que necesitemos ayudarnos de un cuchillo.
  • Este cuchillo debe ser uno especial de jardinería que esté bien afilado. Así no causemos un mayor daño innecesario a las raíces ya que será más fácil cortarlas y no hará falta que las golpeemos.

    margaritas de campo
    Foto: pinterest

Una vez hecha la división, hay que plantar de nuevo lo antes posible en una tierra orgánica blanda que sea rica en nutrientes y que tenga un buen drenaje.
Foto:
Ya me despido de tod@s hasta el próximo día. Sólo recordaros que si os queréis sumar a la Crisantemomanía de Flores Frescas solo tenéis que encargarnos vuestro ramo de Crisantemos ¡será tan bonito como el de la foto!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *