Los bellos Ranúnculos

Los Ranúnculos son portadores de mensajes de amor y, además, son flores bellísimas que acompañan a las mil maravillas a otras variedades florales para formar ramos increíbles.

ranúnculos rojos
Foto: floresfrescas

Una semana más, nuestra floristería os ofrece la posibilidad de disfrutar de un ramo a un precio realmente asequible. Para que nadie se quede sin unas bonitas flores, nuestros floristas siempre escogen las que están en el mejor momento de su producción.

En esta ocasión queremos ofreceros la posibilidad de comprar Ranúnculos preciosos y vistosísimos.

Posiblemente no son unas flores demasiado conocidas por el público en general, pero os puedo asegurar que los floristas estamos encantados con ellas. Sus vistosos e intensos colores y su diseño, delicado y muy sutil, las convierten en unas candidatas estupendas para elaborar no solo ramos sino también diferentes y variados centros y otros arreglos florales.

Os recomiendo que si nunca habéis tenido entre manos un ramo de Ranúnculos aprovechéis la ocasión que os brinda Flores Frescas para conocer de cerca su belleza.

Os van a encantar por la preciosa imagen que consiguen las múltiples capas de pétalos, de vivos colores, en forma de roseta.

Un poco de información general

Los Ranúnculos  son originarios de Europa del Sur, Asia Menor y Siria.

Pertenecen a la familia de las Ranunculaceae y también se les conoce con los nombres de  Francesillas y de Marimoñas. Su nombre botánico es Ranunculus asiaticus.

ranúnculos amarillos
Foto: floresfrescas

El Ranúnculo pertenece a una especie floral que cuenta en su haber con una amplia gama de variedades. Se conocen cerca de 160 que se encuentra repartidas por todos los continentes, a excepción del ártico.

¿Cuándo florecen?

Los Ranúnculos florecen, en aquellas regiones que cuentan con unos inviernos suaves y con unos veranos frescos, en primavera.

Tan solo existe una variedad que es capaz de florecer en el área de los trópicos y que lo hace en las regiones montañosas.

La simbología de los Ranúnculos en el lenguaje de las flores

Está claro que estas flores no pueden ser una excepción a la regla. Por eso, como cualquier otra variedad floral, tienen mucho que decir.

El mensaje que nos transmiten va a depender de cual sea el color que presentan.

  • Si el Ranúnculo es de color blanco nos estará queriendo transmitir un mensaje de seducción.
  • Si es de color rojo pone de manifiesto el amor tímido.
  • Si es de color amarillo están expresando una atracción.

    Foto: floresfrescas

Lo que transmitimos cuando regalamos estas flores

Cuando regalamos estas flores estamos queriendo transmitir que la persona a quien se las ofrecemos está llena de encanto personal.

Pero, además, expresamos un claro y rotundo “te quiero” sin tener que recurrir a las Rosas que, en algunos casos, no son del agrado de quien las regala o de quien las recibe.

Una curiosidad

Si nos remontamos al latín clásico, el término ranunculus significa pequeña rana o ranita. Que nadie se vaya a pensar que esto quiere decir que los Ranúnculos se parecen a estos anfibios, nada más lejos de la realidad…

Tan sólo está haciendo referencia a que la planta Ranúnculo se encuentra, básicamente, en aquellas zonas húmedas y pantanosas en las cuales cohabitan con las ranas.

ranúnculos agua
Foto: Framepool

Los Ranúnculos de agua

Los Ranunculus aqualitis, o Ranúnculo acuático es una especia que también pertenece a la familia Ranunculaceae y que habita en los ríos y arroyos de una gran parte de Europa, Norteamérica y el noroeste de África. No obstante, si las corrientes de agua son fuertes, estas plantas no son capaces de crecer.

Sus flores, que están agrupadas en racimos, cuentan con cinco pétalos de color blanco y  los centros amarillos y se encuentran a flote, unos centímetros por encima del agua, gracias a sus hojas flotantes.

ranúnculo de agua
Foto: pinterest

Estos Ranúnculos acuáticos son hermafroditas. Recordemos que con el término   hermafroditismo se designa, en biología y en zoología, a aquellos organismos que tienen órganos reproductivos que se asocian a los dos sexos correspondientes al macho y a la hembra. Por lo tanto, los seres vivos que son hermafroditas poseen un aparato mixto que es capaz de producir tanto gametos masculinos como femeninos.

Pero, a pesar de  ello, en raras ocasiones estos seres se fecundan a sí mismos. Lo más habitual es que se den cruces entre distintos individuos actuando ambos como hembra o como macho. También sucede que en la época adulta, se dan períodos en los cuales sólo se reproducen con uno u otro sexo.

Aprendamos a plantar Ranúnculos

Veamos los pasos que debemos seguir:

  • Elegir el lugar adecuado en función del clima.

Las plantas de ranúnculo prefieren estar en una ubicación soleada, pero haya que tener en cuenta que si vivimos en un lugar con un clima caluroso, tolerarán un poco de sombra. Si, por el contario, estamos en un clima frío haya que saber que no soportan nada bien las heladas y que conviene guardar en el interior los tubérculos durante el invierno.

  • Elegir el lugar adecuado en función del suelo.

Es necesario que el suelo en el que vayamos a plantar los Ranúnculos drene bien y que sea rico y arenoso.

Los suelos arcillosos no son adecuados para estas flores. Una forma sencilla de ver si en nuestro suelo predomina la arcilla es estrujar un puñado de tierra húmeda con la mano. Si vemos que se amontona, es posible que esté cargado de arcilla.

Para mejorar el drenaje de nuestra tierra bastará con mezclarla con una cantidad generosa de corteza o césped cortado.

ranúnculos de colores
Foto: Jimetwill
  • Plantar, preferiblemente, los Ranúnculos a partir de tubérculos.

Los tubérculos de los Ranúnculos parecen arañas o garras. Para plantarlos hay que poner el extremo más puntiagudo o lo que parecen las patas de la araña mirando hacia abajo.

Para las variedades más pequeñas, debemos plantar los tubérculos a unos 5 cm. de profundidad y con 12cm de separación.

Para las variedades más grandes, hay que mantener una separación de unos 30 cm.

La plantación debe hacerse cuando hayan pasado las heladas, generalmente en la primavera.

Cuando hayamos plantado los tubérculos hay que regar a su alrededor.

  • Plantar los Ranúnculos a partir de semillas.

 Si nos resulta complicado encontrar tubérculos, no pasa nada. También se pueden cultivar Ranúnculos a partir de unas semillas.

En este caso, es mejor que las sembremos en el interior, en el mes de septiembre, ya que las semillas de Ranúnculo prefieren una temperatura más fría.

Foto: Floritismo

Se hace así:

  • Sembraremos las semillas en un compost que hayamos humedecido previamente. En nuestro vivero habitual nos podrán aconsejar sobre el que sea adecuado para plantar semillas.
  • Debemos mantener la tierra húmeda y alejada de la luz solar directa.
  • La temperatura ideal es alrededor de 20ºC y un poco más fría durante la noche.
  • Las semillas deben crecer hasta que se conviertan en pequeñas plantas pequeñas. Esto llevará, más o menos, dos o tres semanas.
  • Tenemos que esperar hasta que las plantas jóvenes tengan unas doce hojas para poder trasplantarlas a unas macetas más grandes.
  • Es importante que protejamos nuestras plantas de las heladas.
  • Se pueden trasladar a una tierra que esté al exterior cuando llegue la siguiente primavera.
  • Para plantar los Ranúnculos en maceta.

Para plantar los tubérculos en macetas, tenemos que llenar unas tres cuartas partes del recipiente con tierra, colocarlos de forma que tengan aproximadamente 25 cm de separación y llenar el recipiente con tierra de tal manera que los tubérculos queden cubiertos aproximadamente 5 cm.

Regaremos los tubérculos para que la tierra se asiente.

Hay que tener en cuenta que cuando cultivamos en recipientes las plantas tienden a secarse con más facilidad que si están en el suelo. Por eso es importante que no nos olvidemos de regarlas  a lo largo de la temporada de crecimiento.

El cuidado de los Ranúnculos

Veamos ahora los cuidados que tenemos que suministrar a nuestros bellos Ranúnculos.

  • El abono:

Es conveniente que, durante la temporada de crecimiento activo, que normalmente es la primavera, abonemos las plantas cada 14 días. Esto hay que hacerlo en cuanto veamos que aparecen los primeros capullos en la planta.

Un abono general soluble en agua o uno que se rastrille sobre la tierra es al más adecuado y lo podremos encontrar en nuestro centro de jardinería habitual.

De esta manera conseguiremos estimular a las plantas a que produzcan flores.

  • El riego:

Es importante que reguemos los Ranúnculos justo después de haberlos plantado, como ya hemos mencionado antes.

Tenemos que seguir regando las plantas nuevas una vez cada 10 o 14 días.4

Cuando veamos que aparecen las primeras hojas en las plantas, pasaremos a regar una vez a la semana. Continuaremos así hasta que llegue el otoño, momento en el cual ya no debemos regar ya que los Ranúnculos entrarán en lo que se denomina dormancia.

Foto: Puzzlemobi
  • Las plagas:

Los Ranúnculos pueden ser atacados por las babosas y los áfidos.

Las primeras se pueden combatir con gránulos que se pueden comprar en un establecimiento de jardinería. Los segundos se atacan con un aerosol o con un jabón insecticida especiales para ello.

  • Retirar las inflorescencias que se marchiten:

Lo haremos, con unas tijeras de jardinería que estén bien afiladas, para estimular la formación de nuevas flores y para reducir la cantidad de energía que la planta dedica a la formación de semillas, lo cual ayuda a preservar su fuerza.

Debemos cortar las flores por la base del tallo.

  • Las plantas deben dormir durante el invierno:

En el otoño, la temporada de floración termina y el follaje ha de dormir.

Es lo que se denomina el período de dormancia, que se produce hasta que llega  la siguiente temporada de floración y estimula a la planta a volver a crecer la siguiente temporada.

Debemos abstenernos de regar las plantas en este período.

  • Guardar los Ranúnculos

Si vivimos en un clima que recibe heladas periódicas, conviene que guardemos los Ranúnculos en el interior durante el invierno.

Para ello, no hay que dudar en desenterrar los tubérculos y guardarlos en un lugar fresco y oscuro.

Hay que evitar  llevarlos a un espacio con calefacción,  ya que es fácil que se pudran. Lo ideal es situarlos en un garaje.

 Conservemos las flores cortadas

Foto: pinterest

Los Ranúnculos son flores que, con las medidas necesarias, se mantienen bonitas mucho tiempo después de ser cortadas.

Éstas son:

  • Hay que cortarlas por la mañana temprano, justo cuando los capullos estén comenzando a abrirse.
  • El corte debemos hacerlo usando una hoja afilada.
  • Debemos cortar el tallo por la base de la planta justo sobre la copa y dentro del follaje.

 ¡Cuidado con las personas y las mascotas!

 Mucho cuidado porque estas flores son venenosas para las personas y para las mascotas que podamos tener en casa.

Las plantas tienen un sabor desagradable y ocasionan la formación de ampollas en la boca.

Por eso, debemos plantar los Ranúnculos en un lugar que esté fuera del alcance de niños y de mascotas.

Foto: Diario 26

Disfrutad de estas bellísimas flores:)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *