Las plantas crasas

Hoy hablaremos de las plantas crasas y descubriremos lo fácil que es mantenerlas para que decoren nuestro hogar y las muchas posibilidades que nos ofrecen.

plantas crasas
Foto: suculentas

Comprar Kalanchoes en Flores Frescas también es posible. Pero, además podemos aprender unas cuantas cosas de las plantas crasas.

Empecemos por el principio:

¿Qué son las plantas suculentas?

Las plantas crasas, también llamadas suculentas, son aquellas que se caracterizan por tener una gran proporción de tejido parenquimático gracias al cual almacenan mucha más agua que las demás plantas.  

 ¿Qué es el tejido parenquimático?

El tejido parenquimático es el tejido vegetal que se halla en todas la plantas, en la mayoría de sus órganos, formando un todo continuo.

Es un tejido poco especializado que está implicado en una gran variedad de funciones como son la fotosíntesis, el almacenamiento, la elaboración de sustancias orgánicas y la regeneración de tejidos.

El parénquima se constituye por una gran diversidad de células que varían dependiendo de la función que desempeñan.

Puede representar hasta un 80 % de las células vivas de una planta.

Los tejidos parenquimáticos se encargan de llenar los espacios libres que otros órganos y tejidos producen.

 La colonización de las  plantas crasas

Gracias a su poder de almacenar agua, las plantas crasas han colonizado lugares secos y áridos, aquellos que reciben poca competencia por parte de otras especies vegetales y en los que hay escasez de herbívoros.

plantas crasas
Foto: El jardín de Maru y Lola

Esto se ha llevado a cabo por la adaptación al medio, para lo cual estas plantas han desarrollado una apariencia física muy parecida entre ellas.

A este fenómeno se le conoce con el término de convergencia adaptativa.

A pesar de ello, no están  relacionadas genéticamente ya que pertenecen a familias diferentes. Tan sólo han  desarrollado  rasgos similares en un proceso de evolución convergente.

 Las principales adaptaciones de estas plantas

Las principales adaptaciones que han experimentado las plantas crasas son:

  1. Para posibilitar la captación de la escasa humedad presente en el ambiente, muchas suculentas son pubescentes, es decir, presentan una superficie cubierta de pelillos que las permite retener el rocío de la mañana.
  2. Para maximizar la retención de agua, las plantas crasas también reducen su superficie  en comparación con el volumen de la planta. Por eso se limita el número de sus ramas y  la longitud de las mismas.
  3. También se produce el desarrollo de recubrimientos pruinosos, con aspecto similar a la cera, en la superficie de las hojas y de los tallos que las hace más resistentes al calor y disminuye la transpiración.
  4. Cuentan con vellosidades para protegerse del calor, disminuir la transpiración y captar el rocío de la mañana.

    plantas crasas
    Foto: pinterest

 La gran variedad de plantas crasas

Hay muchas especies de plantas suculentas que, a su vez, están clasificadas en varias familias. La mayoría  de ellas pertenece a las aizoáceas, a las cactáceas, a las euforbiáceas y a las crasuláceas, con más de mil especies cada una. A esta última familia es a la que pertenece el conocido Kalanchoe.

Los cuidados de las plantas suculentas

Las crasas son unas plantas que le van como anillo al dedo a los jardineros algo despistados ya que apenas necesitan que es las preste atención.

Cuidar de ellas es muy sencillo y se adaptan prácticamente a cualquier lugar, ya sea de interior o de exterior.

Se adaptan estupendamente al calor y al ambiente seco de las casas.

Es importante que no cometamos el error de tratarlas cómo a cualquier otra planta. Debemos tener presente que las plantas crasas pertenecen a una familia botánica singular.

plantas crasas
Foto: pinterest

Veamos unos sencillos cuidados para nuestras plantas suculentas:

1-      El agua:

La primera cuestión a tener muy presente es la cantidad de agua que debemos suministrar a estas plantas. Hay que recordar que estas plantas absorben la humedad del ambiente y la retienen en sus hojas, en sus tallos y en sus raíces.

Por lo tanto, si las regamos en exceso es probable que las matemos.

Durante los meses que hace frío sólo necesitan un riego cada dos semanas y en los meses de calor se puede aumentar a un riego a la semana.

2-      La Luz:

Las plantas crasas necesitan mucha luz pero no deben estar expuestas al sol directo y muchísimo menos durante los meses de verano.

Para que pueden mantener una correcta hidratación deben guardar sus reservas de agua por lo que estar a pleno sol favorecerá su deshidratación.

Si las hojas de las plantas se ponen rojas significa que se están quemando y si se vuelven algo pálidas es que necesitan que las pongamos en un lugar más luminoso.

plantas crasas
Foto: pinterest

3-      El drenaje:

Un buen drenaje es fundamental para la conservación de nuestras plantas crasas ya que no es nada bueno que la tierra se encharque de agua.

Por este motivo. No debemos poner un plato debajo de las plantas en el que se acumule el agua, salvo que la retiremos cada vez que regamos.

4-      El Suelo:

A las plantas suculentas les basta con estar en un suelo más bien pobre. Pensemos que, incluso, son capaces de crecer sobre las rocas.

Un sustrato mezclado con arena o con un sustrato para cactus es el más apropiado.

Algunas suculentas ideales para tener en el interior de casa

Dentro de casa podemos tener, sin problemas, un jardín seco con cactus y suculentas pequeñas. Se consigue poniendo una variedad de plantas, de diferentes colores y formas que consigan formar un conjunto armónico.

Pero también podemos tener, individualmente, alguna de las siguientes plantas crasas:

  • La cola de burro:

Por su forma de crecimiento, esta planta es ideal para estar en macetas altas o colgantes. Requiere de un ambiente muy luminoso y de unos riegos sólo cuando la tierra está bien seca. Hay que tener cuidado con sus hojas ya que se desprenden con un leve contacto.

plantas crasas
Foto: guia de jardinería
  • El cactus de Navidad:

No hay que regarla durante el invierno y, en todo caso, cuando la tierra esté bien seca. Hay que tener especial cuidado cuando aparecen los brotes ya que el exceso o la falta de agua puede ocasionar su caída.

Para que nos muestre sus bonitas flores, debemos colocar nuestro cactus de Navidad en un lugar que cuente con una temperatura de unos 12ºC y meterlo dentro de casa antes de que la temperatura exterior llegue a los 7ºC.

  • La corona de espinas.

Es originaria de Madagascar. Si recibe suficiente luz, florecerá durante todo el año.

Si la planta está en flor, debemos regarla cuando se sequen los dos primeros centímetros de la tierra. Si no tiene flor, tendremos que esperar a que la tierra se seque hasta la mitad de la maceta.

La savia de esta planta irrita la piel por lo que hay que lavarse bien las manos después de tocarla.

  • La Echeveria o rosa de alabastro y la Consolva

Estas dos plantas son muy parecidas y decorativas. Se diferencian en que la primera forma rosetas abiertas y la segunda cerradas.

Apenas necesitan que las prestemos atención y debemos regarlas sólo cuando es imprescindible ya que las raíces se pueden pudrir a causa del exceso de agua.

  • El árbol de jade

Es una planta crasa  muy conocida y apreciada por lo facilísimo que es su cultivo.

Tiene una forma muy peculiar que termina por constituirse, con el  paso del tiempo, en pequeños arbolitos de troncos grisáceos y hojas carnosas de un color verde brillante.

Sólo debemos regar esta planta cuando veamos que el suelo está bien seco ya que es bastante sensible al exceso de agua.

  • El aloe vera

    plantas crasas
    Foto: pinterest

Sin duda, el Aloe Vera es una de las plantas crasas más conocidas. Es sencillísima de cultivar y tan solo hay que tener cuidado que los riegos no sean excesivos.

Debemos estar pendientes de las espinas, que crecen a los lados de las hojas, especialmente si en casas tenemos niños o mascotas.

Su savia tiene conocidas y cotizadas propiedades curativas tanto en uso externo como interno.

  • La planta panda u orejas de gato

Es originaria de Madagascar.  Sus hojas están recubiertas de unos pelitos plateados que son los responsables de su aspecto gris-azulado. En la parte dentada de las hojas hay  una coloración marrón oscura.

Es de crecimiento lento y florece en primavera

  • El género Mammillaria

Este género está formado por unas 200 especies de cactus que tienen una forma más o menos redondeada.

La mayoría de ellos son originarios de México y necesitan mucho sol para su correcto desarrollo.

El riego debe ser muy limitado, sólo cuando la tierra esté bien seca. En invierno hay que dejar de regar completamente, consiguiendo que  la planta entre en un periodo de letargo que es imprescindible para que posteriormente florezca.

  • La Sanseviera, rabo de tigre o lengua de suegra

    plantas crasas
    Foto: El blog del decorador

Es una liliácea originaria del África tropical que destaca por su enorme resistencia.

Tan solo debemos vigilar que el riego no sea excesivo para evitar que la planta se muera.

Los cactus

Los cactus son una de las plantas crasas más conocidas por todos. Aprendamos algo más sobre ellos.

Son nativos de las Américas, desde la Patagonia hasta las regiones desérticas de América del Norte.

Se cree que la colonización del Viejo Mundo por esta especie es relativamente reciente, tan solo unos cuantos cientos de años. Posiblemente fue transportada en el tracto digestivo de los pájaros migratorios en forma de semillas.

plantas crasas
Foto: Pinterest

Pertenecen a la familia Cactaceae que cuenta con unos 300 géneros y unas 2.000 especies.

Se considera que las cactáceas han evolucionado entre 30 y 40 millones de años atrás. El continente americano, que  estaba unido a los demás,  se fue separando progresivamente a causa de la deriva continental, produciéndose el distanciamiento significativo en los últimos 50 millones de años. Así fue como las especies endémicas del Nuevo Mundo debieron desarrollarse después de esta separación.

Esto podría explicar la inexistencia de cactus endémicos en África ya que éstos evolucionaron en América cuando los continentes ya se habían separado.

Estas plantas se caracterizan por ser muy resistentes a la sequía, a la pobreza del suelo y al   sol  pero muy poco a la excesiva humedad, ya sea la del aire como la del suelo.

Muchas plantas crasas tienen una notable similitud con los cactus, siendo bastante frecuente que, en el lenguaje corriente, se las llame así. Esto se debe a la evolución paralela o convergente ya que ninguna de ellas está emparentada con las cactáceas.

La principal característica de la familia de los cactus es la areola que es una estructura especializada de donde surgen las espinas, los vástagos nuevos y, en algunas ocasiones, las flores.

Por el hecho de vivir en zonas con calores extremos, los cactus llevan a cabo el intercambio de gases durante la noche, de tal manera que mientras dormimos consumen dióxido de carbono, al contrario de lo que hacen el resto de las plantas.

El Kalanchoe

El Kalanchoe es una pequeña planta crasa muy fácil de encontrar en los viveros y muy decorativa.

Su cultivo es muy sencillo y está disponible prácticamente durante todo el año gracias a que los productores regulan las horas de luz y provocan su floración fuera de su estación normal.

plantas crasas
Foto: floresfrescas

Así se planta:

  • Podemos cultivar estas plantas crasas tanto en el interior como en exterior,  siempre y cuando estén en un clima cálido y sin heladas. Nos obsequiará con su floración desde Enero hasta Abril y durante el otoño.
  • Si las plantamos dentro de casa, debemos situarlas dónde reciban mucha luz. Para conseguir la floración, es necesario que las plantas reciban, al menos, unas 12 horas diarias de luz durante un tiempo. Esto hace que sea necesario tapar y destapar las plantas a diario.
  • Si las plantamos en el jardín, lo ideal es que las situemos a la sombra o la semi-sombra.
Foto: pinterest
  • La temperatura idónea para los Kalanchoes está entre los 20ºC y los 27ºC. Siempre debemos mantenerlos alejados de la calefacción, si están en el interior. No resisten bien el frío ni tampoco un ambiente que esté muy seco, pero no se deben pulverizar sus hojas.
  • Al ser unas plantas crasas son sensibles al exceso de agua, siendo la podredumbre el motivo más frecuente por el que estas plantas crasas se echan a perder.
  • Es imprescindible que, entre los riegos, dejemos que se seque la tierra. En invierno, si las plantas están dentro de casa, hay que regar poco y si están en el jardín, no debemos regar nada.
  • Tanto si los Kalanchoes están en maceta como en tierra, es imprescindible que l atierra cuente con un buen drenaje. Es mejor regar con agua que no esté muy fría.
  • Si vemos que las hojas se marchitan, se deberá a un exceso de agua y a una temperatura demasiado baja. Si vemos que se arrugan, es normal ya que se debe al envejecimiento de las plantas, simplemente debemos eliminarlas.

La Echeveria

La Echeveria es una de las plantas crasas  más comunes para elaborar composiciones decorativas debido a su gran belleza, a su gran variedad y a la facilidad de su cultivo.

plantas crasas
Foto: Plantas facilísimo

Pertenece a la familia de las crasuláceas y es originaria de las zonas semidesérticas de Centroamérica, desde México hasta el noroeste de América del Sur.

En la actualidad estas plantas suculentas  están distribuidas en un buen número de países que tienen una climatología suave.

Se caracteriza por tener las hojas carnosas, muy compactas, con una forma más bien aovada,  y dispuestas en roseta, tipo alcachofa.

Tiene una amplia gama de colores que van desde el verde intenso, al azul pálido, al gris azulado, al verde rosado, etc…

plantas crasas
Foto: wikimedia

Las flores de esta planta suculenta se desarrolla sobre un tallo largo que crece del centro de la roseta. Tienen forma de farolillos, son de color rojo o rosado y con los márgenes amarillos.

Se pueden cultivar en jardines y en macetas. Conviene colocarlas a pleno sol para obtener una floración temprana.

Durante el invierno, no puede estar a una temperatura que sea inferior a los 5º C y debemos meterla en casa. Necesita temperaturas superiores a los 10ºC si va a florecer a lo largo de dicha estación.

Durante las noches invernales debemos situar la planta en una habitación que no tenga encendida la calefacción.

La Echeveria no necesita un riego excesivo ya que éste puede llegar a matarla.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *