Dragonaria amarilla

Dragonaria amarilla Dragonaria amarilla Dragonaria amarilla Dragonaria amarilla
Dragonaria amarilla
Dragonaria amarilla
Dragonaria amarilla
Dragonaria amarilla

(No disponible esta semana)

Fue utilizado antiguamente como talismán para preservarse de brujas y maleficios. Debe su nombre al parecido de los capullos con el perfil de un dragón.

Una flor resistente que florece poco a poco y tiene una larga vida si recibe los cuidados adecuados.

El antirrhinum es más conocido en España como “dragonaria”. Su nombre latino procede de los términos griegos “anti”, que quiere decir como y “rhis”, que quiere decir nariz, y vendría a significar algo como “semejante a una nariz”, debido al parecido del capullo de esta flor con la que podría ser la mitológica nariz de un dragón. De ahí su peculiar nombre en español, vinculado a este fantástico animal.

Esta especie es originaria de toda la cuenca mediterránea y crecía de forma salvaje en buena parte de las laderas costeras de la península ibérica, aunque actualmente es una especie que se da especialmente bien en invernaderos y su uso como flor cortada se ha extendido espectacularmente y goza de mucha popularidad. Salta a la vista el motivo: una larga vara llena de capullos que prometen y garantizan una belleza increíble. Esta flor funciona de maravilla no solo en ramos como única especie como el que enviamos sino acompañando otras variedades, en las que sobresale por la esbeltez de su tallo y la profusión de su floración.

Con los cuidados adecuados podrás disfrutar de la lenta floración de esta flor durante más de dos semanas, viendo cómo se van abriendo poco a poco y de abajo a arriba todos los capullos. Únicamente necesita que vigiles el agua porque consume más que otras variedades y que evites fuertes fuentes de calor como calefacciones o estufas, aunque esta flor adora el sol y prefiere crecer en zonas muy luminosas. Si la pones en sombra o con poca luz corres el riesgo de echarla a perder.

Puedes conseguir un efecto singular de generoso volumen de estas flores recortando bien la base de los tallos, entre 15-20 centímetros, aunque nosotros te los entregamos largos. Además, si te atreves, se recomienda recortar entre 3-5 centímetros de la cúpula de la flor para evitar, por un lado, que el tallo ceda y por otro promover una floración más intensa de los capullos intermedios. Procura también eliminar aquellos capullos que vayan marchitándose, para dar más energía a los que están floreciendo.

La dragonaria es una flor muy popular como flor de jardín. Es muy resistente al frío y tiene una floración larguísima y abundante así que si te gusta no dudes en comprar semillas para disfrutar de ella creciendo en tu jardín, parcela o en macetas. Es muy fácil de cultivar y con buena temperatura florece durante todo el año.

El antirrhinum tiene propiedades estimulantes y era una flor utilizada antiguamente en cataplasmas para tumores y úlceras, ¡y como una especie de talismán para preservarse de la brujería!.

Flores de otras semanas (no disponibles actualmente)

Sube tu foto de Dragonaria amarilla