Ramo Rosas Variadas

Nuestro exquisito Ramo Rosas en versión reducida. 6 Rosas fabulosas Rosas, de excelente calidad, acompañadas por la selección de verdes más frescos de la temporada.

Nuestro Ramo Rosas, atemporal y elegante, es siempre la mejor de las elecciones para regalar en cualquier época del año. La combinación de nuestras Rosas, de la mayor calidad, y los verdes, más hermosos,  componen la pareja perfecta. 

Más detalles

36,00 € impuestos incl.

Accesorios

Más información

Porque los clásicos siempre son tendencia, 6 preciosas Rosas del color que tú elijas se convierten en el regalo ideal para un aniversario, San Valentín o para decir un "Te quiero" sin motivo.

Composición de este ramo

               - 6 Rosas seleccionadas de la mayor calidad y frescura y del mismo color

               - Verdes de temporada cuya composición final variará en función de la disponibilidad del momento y estación del año. Por ello, las imágenes de las fotos son orientativas, cada ramo se elabora de forma única y su composición final varía.

               - El jarrón de la imagen no está incluido.

               - Todos nuestros Ramos de FloresFrescas viajan siempre, sin coste acompañados de un sobre de nutrientes y unas breves instrucciones para el mejor cuidado de los mismos.

Tenemos muchas mas rosas para regalar

Si te gustan las flores y en especial las Rosas te proponemos que visites nuestra selección de composiciones, ramos y arreglos florales elaborados con Rosas, ¡te enamorarán!

Además tenemos muchas más propuestas de ramos elaborados con las flores más ideales de cada temporada que nuestros expertos floristas seleccionan cada semana para poder ofrecer siempre un nutrido surtido de ramos y arreglos florales para cada ocasión.

Siempre es un buen momento para regalar y regalarse flores, por flores en tu vida cada día.

Por si te animas a innovar

      Además de fabulosas Rosas, de tallo largo o estilo bouquet, incluso en centro, tenemos un amplio abanico de productos que estamos seguros que te encantarán. Una opción que nunca falla, y siempre está a la altura de las circunstancias es el Ramo de Tulipanes.

Historia y Curiosidades de las Rosas

Las Rosas aparecieron por primera vez en Europa en el siglo XII, traídas por los caballeros francos que regresaron de Jerusalén. Napoleón entregaba a sus oficiales bolsas con pétalos de rosas secos para disolverlos en vino blanco y curar heridas de guerra.

Las rosas son originarias del valle entre el Tigris y el Eufrates, donde se dice que estuvo el Paraíso.

La rosa es, sin lugar a dudas, la reina de las flores, la más conocida y apreciada entre las variedades de flor cortada, además de ser la flor más vendida, de lejos, en todo el mundo. Es difícil resistirse al misterio que tradicionalmente produce recibir un ramo de rosas.

En la actualidad, la rosa se cultiva en prácticamente todo el mundo pero las que enviamos esta semana han crecido en Ecuador, país que se ha especializado en el cultivo de una variedad muy especial por el generoso tamaño del capullo, el intenso colorido de los pétalos y la esbelta y arquitectónica estructura de los tallos.

Las rosas se pueden regalar solas (1 vara) o en ramo pero, en este caso, lo elegante es regalar un ramo con un número de rosas par. Tradicionalmente, cuando un caballero –o el amante bandido- regalaba rosas a su enamorada cogía una del ramo y se la colocaba en el ojal de la levita o la chaqueta, cerca del corazón, dejando el ramo en número impar. A día de hoy, es difícil precisar cuántas variedades de rosas hay. La facilidad de cruzar especies para dar lugar a nuevas y originales flores han hecho proliferar de tal forma las alternativas que se calcula que pueden existir fácilmente más de 20.000 tipos de rosas distintas. Originariamente crecieron, hace más de 4.000 años, en el fértil valle situado entre los ríos Tigris y el Eufrates, en Oriente Medio, justo donde tradicionalmente se situaba el Paraíso del Antiguo Testamento. De hecho, planchas de arcilla descubiertas en los templos de Ur (Irak) nos hablan del uso que el sultán de Bagdad hacía del agua de rosa destilada, del que utilizaba más de 30.000 ánforas al año para perfumar sus habitaciones privadas y su exclusivo harén.

A pesar de que los griegos ya conocieron y apreciaron esta flor hasta el punto de dedicarla a la diosa Afrodita por ser el símbolo de los dones de esta divinidad, la belleza y el amor, Europa tuvo que esperar hasta la Edad Media, tras las Segundas Cruzadas, para conocer la expansión y el inicio del aún hoy reinado de la rosa. En aquella época, los cruzados que defendieron Jerusalén del ejército del general musulmán Salah-al Din (más conocido por Saladino), regresaron a Europa tras la caída de la ciudad sagrada trayendo consigo esquejes de una nueva planta que habían descubierto en los jardines monásticos orientales y que los monjes cultivaban por sus propiedades medicinales. Por su parte el mismo general sarraceno también utilizó esta flor, enviando caravanas con cientos de camellos cargados de agua de rosas que fue utilizada para limpiar y purificar las mezquitas que habían sido ocupadas por los cristianos.

En Inglaterra la rosa fue el emblema de una guerra, la denominada Guerra de las Rosas, que enfrentó durante más de 30 años a las poderosas e influyentes casas nobiliarias de Lancaster (conocida como rosa roja) con la finalmente victoriosa casa de York (que se vinculó con la rosa blanca).

Hasta el siglo XIX se pensaba que los pétalos secos de las rosas tenían misteriosos poderes medicinales, lo que llevó a Napoleón a entregar a sus oficiales bolsas con pétalos de rosas para disolverlos en vino blanco en caso de que tuvieran que curar infecciones producidas por heridas de guerra.

De la rosa se aprovecha todo y para todo. Es una de las flores más utilizadas en gastronomía y pastelería tanto para decorar como para comer o destilar y aplicar la esencia en bollos, pasteles y dulces de todas las clases. En aromaterapia, la esencia de la rosa es una de las preferidas para inciensos, velas, conos, bouquets, popurris y ambientadores. En perfumería y cosmética es esencial para todo tipo de aplicaciones: ungüentos, cremas, perfumes, aguas, esencias puras. En medicina, la rosa ha sido utilizada con éxito para curar achaques y males como constipados, tratamientos de insomnio o carencia de vitamina C. El aceite de rosa está especialmente recomendado para reducir los niveles de colesterol y el agua de rosas es un poderoso aliado para la piel y su tratamiento, por sus efectos astringentes y limpiadores.

Es una de las pocas flores que tiene su propia festividad: el 23 de agosto, Santa Rosa de Lima, Patrona de América Latina, los floristas, los jardineros y todas las Rosas, Rosalías, Rosanas, Rosarios…

Consejos y cuidados para que tu ramo de rosas 

A continuación te detallamos unos sencillos pasos para que tus flores duren bonitas el mayor tiempo posible.

  1. Retira el envoltorio que acompaña al ramo, su función es la de proteger las flores desde que salen de nuestro taller hasta que llegan a las manos del destinatario.
  2. En algunos casos, cuando las flores viajan con una bolsita de gel hidrantante. Se encuentra en la parte inferior de los tallos y ha ayudado a mantener la hidratación de las flores durante el transporte, pero nunca puede sustituir al agua.
  3. Corta los tallos en diagonal, al menos 2 cm, así ayudarás a que la flor beba el agua necesaria.
  4. Selecciona un jarrón adecuado para el volumen y longitud de las flores. Puedes aclararlo previamente para retirar los posibles restos de suciedad que tuviera.
  5. Añade agua fresca al jarrón.
  6. Vacía el contenido del sobre de nutrientes que ha acompañado a tus flores. Lo encontrarás junto al sobre en el que entre otros, te explicamos algunas curiosidades de las flores.
  7. Introduce el ramo de rosas en el jarrón cuidando siempre que ninguna hoja quede por debajo del agua, podrían pudrir el agua y estropear las flores.
  8. Las flores en general deben de estar alejadas de fuentes directas de calor, calefacción, estufas, sol directo, etc
  9. Tampoco agradecen las corrientes de aire y estar bajo una salida de aire acondicionado.
  10. En general la mayoría de las flores frescas deben de estar en lugares luminosos y, si es posible, frescos pero no fríos.
Repite estos consejos, desde el punto 3, cada 2 o 3 días y verás como tu ramo de rosas lo agradecerá;)