Girasoles

Girasoles Girasoles Girasoles Girasoles
Girasoles
Girasoles
Girasoles
Girasoles

(No disponible esta semana)

Originaria de los estados sureños de EE.UU. y México, esta flor era considerada sagrada para los aztecas. Los conquistadores españoles trajeron a Europa las primeras semillas de girasoles en el siglo XVI.

Desde que nace, siempre mira a oriente buscando el sol.

Es difícil resistirse al impacto de un ramo de girasoles. Allá donde están, cambian el entorno y transmiten un halo de optimismo y vitalidad difícil de encontrar en otras flores. Quizá sea la vinculación de esta planta con el sol, su tamaño o el rotundo color característico de sus pétalos que tanto nos recuerdan al verano pero el caso es que los girasoles son flores que desde su llegada a Europa han formado parte de las especies florales más demandadas y ni siquiera Van Gogh o Picasso han podido resistir la tentación de pintar en grandes lienzos la belleza de estas flores.

Originaria de México y el sur de Estados Unidos, donde se cultivaba 3.000 años antes de Cristo en las praderas de los estados norteamericanos de Arizona y Nuevo México. Fue una de las flores favoritas de los aztecas, que la llamaban “acahual”. Actualmente todavía es fácil ver girasoles grabados en las piedras de los numerosos templos aztecas y toltecas dedicados al dios Sol. Para las tribus del golfo de México, el girasol era una flor divina utilizada para coronar la cabeza y decorar las manos de los Sumos Sacerdotes en sus rituales y debido a su vinculación con el Dios Sol era frecuente encontrar tallas de oro puro con forma de cabezas de girasol. Cuando los conquistadores españoles descubrieron los tempos y estas piezas tan valiosas las sustrajeron y las enviaron a la Corte en Madrid. Muchas de las piezas de orfebrería que decoran hoy los museos y adornan tallas de Vírgenes de numerosas parroquias españolas se elaboraron a partir de este oro. Pero no solo fueron girasoles de oro lo que llegó de América. Entre otros tesoros, los españoles importamos a Europa en algún momento del siglo XVI semillas de esta planta y desde el principio el girasol fue una planta muy utilizada en ceremoniales y fiestas palaciegas por su espectacularidad. Debido al carácter divino de los Reyes, se ligó estrechamente esta flor con las monarquías, especialmente durante el reinado del monarca francés Luis XIV.

Durante más de dos siglos el girasol fue utilizado exclusivamente como elemento ornamental en las cortes europeas y solo a partir de 1716 se usó el girasol para otras aplicaciones. Fue el inglés Arthur Bunyan el primero que descubrió un sistema para extraer el aceite de las semillas de girasol para darle un uso ¡industrial! Bunyan proponía utilizar la esencia de la pipa del girasol en la manufactura de la lana, para pinturas y tratamientos de pieles, pero no para uso alimenticio. A partir de este descubrimiento se disparó el cultivo de girasoles por el resto del continente Europeo y Asia, aunque si hubo un lugar donde el impacto del girasol cambió la cultura de las personas fue Rusia, donde el zar Pedro, en su afán de “europeizar” su Imperio, obligó a los agricultores rusos a plantar millones de semillas de girasol a comienzos del siglo XIX. Desde entonces los usos alimenticios e industriales de esta planta en Rusia se han disparado exponencialmente, llegándose a crear una semilla híbrida cuya comercialización comenzó a finales del siglo XIX y aún continua, siendo la más comercializada actualmente.

El nombre científico de esta maravillosa y enorme flor, una de las mayores que existen, es Helianthus, que proviene del griego “helios”, que significa sol, y “anthos”, que significa flor. Aunque en España el girasol ha sido tradicionalmente conocido por la facultad de esta flor de buscar el calor del sol, girar en su búsqueda y señalar desde que nace siempre hacia oriente.

Esta flor tienen numerosos usos, tanto medicinales, cosméticos, gastronómicos y otros derivados de la agricultura y la ganadería. Extensas plantaciones de girasoles pueden encontrarse en prácticamente los cinco continentes aunque hay países donde florecen con especial intensidad, como Rusia, España, Italia, Alemania, Egipto, Estados Unidos y Japón.

En los últimos años y tras la crisis del petróleo de 1973, el girasol se ha incorporado a la investigación de nuevos combustibles o como sustitutivo de componentes de la gasolina.

Flores de otras semanas (no disponibles actualmente)

Sube tu foto de Girasoles