Jacintos morados

Jacintos morados Jacintos morados Jacintos morados Jacintos morados
Jacintos morados
Jacintos morados
Jacintos morados
Jacintos morados

(No disponible esta semana)

Simboliza la constancia y el cariño. Suele regalarse como muestra de agradecimiento o como prueba de fidelidad. Debe su nombre a Hyacinthus, el amante del dios Apolo.

Una de las fragancias florales más prodigiosas y ricas, muy utilizada en la alta perfumería.

El jacinto posee una de las fragancias florales más prodigiosas. No esperes un suave aroma o una sutil fragancia. Con el jacinto todo es rotundo: colores intensos y un marcado perfume del que es difícil cansarse y que llenará cualquier habitación donde pongas el ramo. Quizá por eso el jacinto es una de las flores más apreciadas (y usadas) en la alta perfumería francesa y numerosas marcas cosméticas cosechan miles de jacintos al año para extraer su esencia y usarla en colonias, velas, aromatizadores y otros elementos.

El jacinto tiene un grueso tallo. Para poder colocar las varas que enviamos te recomendamos utilizar un amplio jarrón de boca ancha o dividir el ramo en varios jarrones. Así podrás aromatizar varias estancias y disfrutar de las flores en distintos ambientes.

El jacinto es una de las pocas flores que no requiere que se recorten los tallos.Cuando las recibas, únicamente tienes que ponerlas en uno o varios jarrones y asegurarte que siempre tienen agua y están en un ambiente fresco, ya que el calor acelera la floración y puede marchitar antes de tiempo las flores, que en todo caso no tienen una duración larga, en torno a una semana o algo menos.

El jacinto, originario de Asia Menor y el Mediterráneo Oriental, apareció en Europa a finales del siglo XVI procedente de Turquía, al igual que el tulipán. En concreto, los primeros jacintos llegaron a Holanda desde Crimea, donde los marineros holandeses adquirieron algunos bulbos de esta flor para llevarla de regreso a Amsterdam, aunque fue en Austria donde se cultivaron los primeros jacintos. Durante los siglos XVII y XVIII, el jacinto solo podía encontrarse en las colecciones botánicas reales o en manos de las mayores fortunas europeas. El precio era tan increíblemente desorbitado que solo la nobleza, el alto clero o las monarquías podían permitirse pagar lo que podía llegar a costar un bulbo de jacinto, más de 300 euros (de la época).

El nombre de esta flor procede de la mitología griega. Jacinto (en su original Hyacinthus) era un bello joven del que el dio Apolo estaba profundamente enamorado.

Un día, mientras practicaban juntos el lanzamiento de disco, Céfiro, el dios del viento que estaba celoso de Apolo porque también amaba a Jacinto, sopló con fuerza para que el disco que el joven acababa de lanzar le golpeara en la cabeza y así acabar con su vida. El impacto fue tal que Jacinto murió de inmediato. De la sangre que brotó de su cuerpo, al caer a tierra, brotó una flor que Apolo llamó con el nombre de su amado para que cada primavera floreciera en recuerdo del bello joven. De hecho Mozart compuso una ópera prodigiosa sobre este tema: “Apollo et Hyacinthus”. El jacinto significa constancia y cariño. Suele regalarse como muestra de agradecimiento o como obsequio para una cena o una comida a la que somos invitados.

Flores de otras semanas (no disponibles actualmente)

Algunas fotos de Jacintos morados enviadas por nuestros clientes

Sube tu foto de Jacintos morados