Strelitzias

Strelitzias Strelitzias Strelitzias Strelitzias
Strelitzias
Strelitzias
Strelitzias
Strelitzias

(No disponible esta semana)

Originaria de Sudáfrica, llegó a Europa en 1773. Necesita hasta 10 años para producir la primera flor.

Bautizada Strelitzia en homenaje a la tierra natal de la Reina Charlotte, esposa del Rey inglés Jorge III. Llegó a Canarias en los barcos ingleses que fondeaban en las islas camino de las colonias del Imperio Británico.

Esta semana repartimos una de las flores más populares y conocidas a nivel mundial, de la que se venden millones de unidades cada día, la Strelitzia o también llamada popularmente “Ave del Paraíso”, por la espectacularidad de sus pétalos y la original estructura del capullo.

Cuando la recibas asegúrate que la primera flor está completamente fuera del “saco” o capullo. Nosotros las enviamos recién cortadas así que necesitarán tu ayuda para abrirse. Introduce los dedos dentro del saco y extrae con cuidado la primera flor. Si cuidas correctamente de ella puedes disfrutarlas durante más de 10 días. Solo necesitan agua y luz. Cuando una flor se haya secado, elimínala quitando el capullo marchito y sacando una nueva flor.

Esta flor es una especie tan habitual en el estado norteamericano de California que ha llegado a convertirse en la flor oficial de la ciudad de Los Ángeles, donde proliferan enormes plantaciones de Strelitzias de manera natural. Pero esta urbe norteamericana no es la única región que ostenta con orgullo esta flor como símbolo. Más cerca de nosotros, las Islas Canarias también presumen de lucir el “Ave del Paraíso” como su emblema autonómico.

A pesar de que la Strelitzia se cultiva actualmente en amplias áreas geográficas del planeta, como muchas de las más espectaculares y fascinantes plantas esta flor es nativa de Sudáfrica, donde crece salvaje en la costa este del Cabo de Buena Esperanza. Llegó a Europa en 1773, tras una expedición botánica inglesa que tenía el encargo de descubrir y llevar semillas de nuevas especies vegetales para los Reales Jardines de Kew, fundados durante el reinado de Jorge III por su esposa Sophia Charlotte. Tras ser estudiada por el equipo científico del monarca, esta flor fue bautizada “Strelitzia Regina” en homenaje a la región alemana donde había nacido la Reina, Mecklenburg-Strelitz.

La Reina Charlotte, una apasionada botánica, ocupa un lugar destacado en la historia de la monarquía inglesa. Llegó a Inglaterra en 1761 para casarse con Jorge III, a pesar de no haber estado en la lista de las candidatas que la madre del rey y sus consejeros habían elaborado unos años antes. Sin embargo, esta princesa alemana revolucionaría la monarquía británica por su interés hacia la cultura, especialmente la música (fue mecenas de Johann Christian Bach y descubrió al joven Mozart, que viajó a la corte inglesa por su intermediación), y su preocupación constante por la mejora de las condiciones sanitarias y sociales de las clases más desfavorecidas, con la fundación de orfanatos y hospitales. Fue especialmente relevante su apoyo al estudio científico, promoviendo numerosas expediciones botánicas a todas las regiones del planeta. Su matrimonio con el Rey Jorge III fue uno de los más felices y fructíferos de la historia de la monarquía inglesa, a pesar de la larga enfermedad que sufrió el monarca y que la película “Las Locuras del Rey Jorge” plasmó tan deliciosamente. La Reina Charlotte murió en 1818 y está actualmente enterrada en la capilla de San Jorge, en Windsor. Su esposo le sobreviviría dos años más.

La Strelitizia se convirtió rápidamente en la flor favorita de la Reina, que la puso tan de moda que cientos de plantas se exportaron a las colonias inglesas como símbolo de estatus, sofisticación y poder social. Así, al terminar el siglo XVIII se encuentran las primeras Strelitizias en los recién creados Estados Unidos de América, en Australia y las colonias británicas del Caribe, de África y Asia. Gracias a esta difusión, la Strelitzia llega por primera vez a las Canarias en los barcos que, procedentes del Reino Unido, fondeaban en las islas en su camino hacia los territorios transoceánicos del Imperio Británico.

La Strelitizia no es una planta fácil y hay que armarse de paciencia para conseguir ver brotar los primeros capullos; desde que se planta la semilla pueden necesitarse entre siete y diez años hasta que se produce la primera floración. No obstante, el resultado es espectacular: una larga vara que contiene un saco en el que, escondidos, se encuentran entre dos y tres capullos florales.

Cuando compres esta flor en cualquier floristería asegúrate que la primera flor está completamente fuera del “saco” o capullo. Nosotros las enviamos recién cortadas así que necesitarán tu ayuda para abrirse. Pero no te preocupes porque junto con los tallos te enviamos un detallado manual para que puedas sacarlas y luzcan preciosas. Si cuidas correctamente esta flor puedes disfrutarlas durante más de 10 días. Solo necesitan agua, luz y que les aportes el nutriente que te mandamos con el ramo. Cuando una flor se haya secado, elimínala quitando el capullo marchito y sacando una nueva flor.

Flores de otras semanas (no disponibles actualmente)

Algunas fotos de Strelitzias enviadas por nuestros clientes

Sube tu foto de Strelitzias