Tropicales

Tropicales Tropicales Tropicales Tropicales
Tropicales
Tropicales
Tropicales
Tropicales

(No disponible esta semana)

El Ramo Tropical de esta semana esta compuesto principalmente por Ginger, una flor india que conquistó la Polinesia y se convirtió en emblema de familias reales. En Hawai utilizan el Ginger como champú y para condimentar la comida.

Su nombre científico, Alpinia, honra al descubridor en Europa del café y los plátanos.

Aunque se llama igual que el famoso jengibre (Ginger en inglés) con el que se prepara el conocido Ginger ale (un refresco elaborado a partir de jengibre), no es esta la flor que produce la planta del jengibre, aunque pertenecen a la misma familia. En realidad, el Ginger que enviamos es una preciosa flor originaria de la zona indo-malaya que se ha ido expandiendo durante siglos hasta cubrir una amplia área geográfica que va desde la India a Hawai pasando por todos los paraísos de los mares del Sur: Indonesia, el sudeste asiático, Australia y los archipiélagos de la Polinesia.

Esta flor pertenece a la numerosa familia de las zingiberaceas, aunque como flor cortada solo se comercializan básicamente dos variedades: la roja que enviamos esta semana, conocida como Jungle King (el rey de la jungla) y la rosa, conocida como Jungle Queen (la reina de la jungla). La única diferencia llamativa entre ambas flores es el color ya que ambas comparten el valioso rizoma (o raíz) oloroso que ha sido largamente utilizado en el área indo-malaya como alimento, perfumador y por sus propiedades curativas.

El Ginger es una flor tropical que con los cuidados adecuados puede durar más de una semana. Aunque es una flor muy delicada, ya que requiere de un entorno lo más parecido a su hábitat natural: temperatura suave y alta humedad. Hay que mantenerla en agua fresca y limpia, mejor a la sombra o con luz tenue. Soporta muy mal el sol directo, el intenso calor y es muy sensible al frío así que hay que tener cuidado de no poner las flores cerca de aparatos de aire acondicionado.

El Ginger tiene tres nombres diferentes, cada uno con una historia curiosa. El nombre científico de esta planta es Alpinia purpurata y su origen hay que buscarlo en el homenaje que Linneaus, investigador sueco del siglo XVIII y considerado el padre de la botánica moderna, hizo a Prospero Alpino bautizando a esta flor con su nombre. Alpino (o Alpinus), médico italiano que vivió a finales del siglo XVI y principios del XVII, nació en la República de Venecia y se formó como doctor en Padua. Al graduarse, y dada su curiosidad insaciable por el mundo vegetal, orientó su carrera hacia la botánica y su pasión por las plantas le llevó hasta Egipto, donde pasó tres años como médico personal del Cónsul Veneciano. Durante su estancia en el país africano tuvo la oportunidad de descubrir, analizar y estudiar a fondo las palmeras, de las que llegó a ser una eminencia en Europa. Al regresar a Venecia, publicó dos obras capitales para la botánica del continente y en una de ellas, De Medicina Egyptiorum (Venecia 1591), realizó la primera referencia escrita que se conoce en Europa acerca del café y los plátanos.

El segundo nombre con que es conocida esta flor, Awapuhi ‘ula ‘ula, tiene una explicación más colorista y local, al ser la definición que recibe el Ginger en el archipiélago de Hawai y otros enclaves polinesios del Océano Pacífico, donde puede encontrarse esta flor de manera natural en los profundos valles, los escarpados acantilados y zonas húmedas del interior de las islas. Aunque su popularidad como flor cortada cada vez es mayor, el Ginger sigue siendo utilizado en los festivales de los mares del Sur como un elemento ornamental en los traje de fiesta y, en algunas zonas como Samoa, su uso estaba reservado a los miembros de la realeza.

El awapuhi llegó a los archipiélagos polinesios en las canoas de los exploradores que, partiendo del continente indio, se adentraron por generaciones cada vez más al este, saltando de isla en isla y polinizando cada nuevo enclave con las especies vegetales que viajaban con ellos, no tanto por el uso estético de la flor sino por las aplicaciones que las tribus habían descubierto en esta planta: Las hojas, además de perfumar la ropa, eran usadas para aromatizar y acentuar el sabor de la comida, especialmente la carne de cerdo y el pescado. Las raíces se secaban y posteriormente se utilizaban, machacadas, como condimento para los alimentos y como remedio casero por sus propiedades curativas en dolencias estomacales, indigestiones, úlceras y desarreglos intestinales, así como un eficaz tratamiento para la hipertensión y el estrés gracias a sus propiedades relajantes. Pero quizá el uso más conocido que los pueblos polinesios han dado al Ginger sea como champú y acondicionador capilar. El jugo que se extrae de la flor madura es un excelente tratamiento abrillantador para el pelo, que puede ser utilizado igualmente como mascarilla.

Finalmente el tercer nombre, el más comercial y conocido Ginger, proviene del término griego ziniberi (que también da nombre a toda la familia, las zingiberaceas), que tiene su origen en la palabra india inchiver con que es descrito el rizoma o raíz de esta planta. Aunque el origen más antiguo del nombre de esta planta data del sánscrito: en este antiguo lenguaje esta flor es conocida como gandasuli, que significa “la fragancia de la princesa”, en referencia al olor que la raíz del Ginger desprende.

Flores de otras semanas (no disponibles actualmente)

Sube tu foto de Tropicales